Aguirre: "nos faltaron goles y no debimos aceptar el de ellos"

jueves, 3 de junio de 2010

MEXICO, D. F., 3 de junio (apro).- El técnico de la Selección nacional, Javier Aguirre elogió el desempeño del equipo en la victoria 2-1 ante el actual campeón del mundo, Italia.

Dijo que el partido habría resultado “redondo” si México hubiera concretado otras claras opciones de gol y no haber recibido otra anotación en una jugada a balón parado.

Aguirre también destacó “la velocidad, movilidad y técnica individual” de sus jugadores, a los que, sin embargo, pidió “perder el miedo al éxito”.

Dijo que México se complicó el partido por no definir antes, y señaló que cuatro de los seis goles recibidos por la selección nacional en su gira europea han sido a balón parado.

"Algo estamos haciendo mal o algo estamos dejando de hacer", añadió.

Aguirre restó importancia al hecho de haberle ganado por primera vez a Italia, y dijo que "no habría que sacar de contexto" la victoria en un partido amistoso de preparación para el Mundial.

A su juicio, "el resultado es lo que menos importa", y lo fundamental es que sus jugadores "defiendan su estilo" y sean solidarios con sus compañeros.

En este sentido, Aguirre señaló que su objetivo es inculcar "una enorme personalidad" al equipo y lograr que se pierda "el miedo al éxito".

“La idea es romper cartabones, prejuicios y ciertos miedos", subrayó.

Además, Aguirre afirmó que el desempeño del equipo hoy "no sirve de nada si no se traslada al día 11" de junio, cuando México enfrente a Sudáfrica en el partido inaugural de la Copa del Mundo.

"Eso es lo verdaderamente importante", dijo Aguirre, quien advirtió de que la selección enfrentará “a otro rival, en otro clima, con otra presión y en otro ambiente".

Dijo: “No tengo ninguna duda en ningún puesto", aunque evitó precisar si el once inicial de hoy será el equipo titular para el Mundial.

Añadió: “Fue un partidazo ante un gran rival como Italia, pero hay cosas que corregir”.

Y aseguró que la selección mexicana va por el camino correcto. “El histórico resultado es lo que menos me importa, como no me importó las derrotas ante Inglaterra y Holanda ni el triunfo con Gambia. El equipo puede ganar o perder, pero se defendió su estilo”.

Aguirre aceptó que la victoria es una inyección anímica para la selección nacional:

Por su lado, Rafael Márquez afirmó que la victoria ante Italia “era el broche de oro que buscábamos”.

Sin embargo, señaló: “Lamentablemente tenemos una media estatura bastante baja. En esto tenemos que trabajar para incomodar más al rival en los tiros de esquina”.

Comentarios