Asaltan a tres periodistas en Sudáfrica

miércoles, 9 de junio de 2010

México, D. F., 9 de junio (apro).- A tres días del arranque de la Copa del Mundo, tres periodistas fueron objeto de asalto a mano armada mientras dormían en sus respectivas habitaciones.

Apenas un día antes, el director de Asuntos Internacionales de la Federación Mexicana de Futbol, Fernando Cerrilla, también fue víctima de la delincuencia: le arrebataron el maletín mientras deambulaba por las calles de Johannesburgo.

La inseguridad volvió a manifestarse este miércoles, en Magaliesburgo, a 120 kilómetros de Johannesburgo, cuando unos  ladrones a mano armada irrumpieron al filo de las 4:30 horas en las habitaciones del hotel donde se hospedan los periodistas que cubren a la selección de Portugal.

Los tres periodistas compartían un chalet de tres dormitorios del Hotel Nutbush Boma Lodge.

Uno de los periodistas atracados es el español Miguel Serrano, del diario deportivo Marca, que así describe la acción en su página web:

“Mientras (Miguel Serrano) dormía en el Hotel Nutbush Boma Lodge los ladrones entraron en su habitación y se llevaron todo lo que pudieron: pasaporte, 3.000 euros, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, maletas, ropa... `Sólo me han dejado la ropa sucia y la acreditación´”.

La publicación detalla que el referido hotel se localiza en plena selva, a 15 kilómetros del pueblo más cercano. Tiene una valla de seguridad y está vigilado por un único trabajador. “Ya habíamos denunciado a la Federación Portuguesa de Futbol que las instalaciones dejaban mucho que desear, pero no pensábamos que fuese a ocurrir nada”.

Peor no le pudo ir al portugués de O Jogo, Antonio Simoes, “quien fue reducido –en la cama- a punta de pistola en la cabeza durante más de media hora por dos atracadores en su habitación mientras le desvalijaban su equipo fotográfico y le gritaban `duerme, duerme´”, refiere Marca.

El periodista español Serrano relató que Simoes fue obligado a permanecer en su cama por media hora mientras dos asaltantes se llevaban equipo valuado en 35 mil dólares.

“Fue algo aterrador, le pusieron el revólver en la cara y le gritaban, ¡duerme!, ¡duerme!”, dijo Serrano.

Otro reportero, Rui Gustavo Morais, tampoco se salvó de la delincuencia.

El teniente coronel de la policía, Leon Engelbrecht, aseguró que la policía buscaba a dos sospechosos. “Dos de los periodistas dormían mientras los robaban, pero uno estaba despierto. Los sospechosos le tiraron una manta encima y le pusieron un revólver en la cabeza”, refirió.

En este hotel hay por lo menos 20 periodistas portugueses y españoles que siguen el camino de la selección de Portugal.

Versiones extraoficiales refieren que la policía localizó a uno de los asaltantes a través de la señal emitida por uno de los teléfonos celulares robados y que lograron recuperar parte del botín.

Comentarios