Huelguistas y aficionados coexistirán en el Zócalo

miércoles, 9 de junio de 2010

MÉXICO, D. F., 9 de junio (apro).- El jefe del Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, pronosticó hoy un triunfo de México ante Sudáfrica por marcados de 2-1, en el partido inaugural de la Copa del Mundo que se transmitirá en vivo en el Zócalo capitalino, como parte del llamado FIFA Fan Fest.

Ebrard dijo que los aficionados al futbol deberán convivir con los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) que se encuentran en huelga de hambre en la plancha de concreto de la Plaza de la Constitución.

“Lo que hay y va a tener que haber es una coexistencia” entre aficionados y electricistas”, dijo el funcionario capitalino.

Por su parte, el líder del SME, Martín Esparza, advirtió en conferencia de prensa que se mantendrá el plantón en el Zócalo capitalino, donde continúan 29 agremiados en huelga de hambre.

Esparza aseguró que es preocupante que el gobierno se interese más por los juegos de futbol que las medidas adoptadas por los trabajadores.

“No tenemos intención de bloquear el festival, estamos defendiendo un derecho, pero se van a colocar mantas para que los asistentes conozcan lo que estamos pasando”, dijo el líder sindical.

A pesar de todo, el titular del GDF aseguró que su gobierno pretende que los aficionados capitalinos al futbol dispongan de un mayor espacio en la plancha del zócalo durante la Copa del Mundo.

“En eso estamos trabajando”, garantizó Ebrard, al asegurar que hasta ahora no ha identificado algún conflicto que imposibilite la transmisión del mundial a partir de este viernes 11, cuya apertura corresponderá al equipo anfitrión, Sudáfrica, en duelo directo contra su similar de México.

Ebrard todavía se dio tiempo para hacer público su pronóstico del duelo inaugural: México 2, Sudáfrica 1.

De acuerdo al secretario de Turismo del Distrito Federal, Alejandro Rojas, el sitio que ocupan los 38 huelguistas de hambre representa apenas el 8 por ciento de la superficie del zócalo.

Y descartó el uso de la seguridad pública en un intento por desalojar a los manifestantes.

 

Comentarios