Campeones del mundo se niegan a jugar contra México

jueves, 15 de julio de 2010

MEXICO, D.F., 15 de julio (apro).- El partido amistoso entre México y España programado  para el próximo 11 de agosto en el estadio Azteca, podría resultar un “chasco” ante la posible ausencia de algunos jugadores del equipo que ganó la Copa del Mundo de Sudáfrica, afirmó hoy el diario español Sport.es.  
          Y es que en España continúa el debate sobre los jugadores que formarán parte de la selección campeona del mundo para el encuentro contra México, en el marco de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia
         A la negativa de las estrellas del Barcelona para participar en este partido, se suma la de de los internacionales del Real Madrid, incluido el capitán de la selección de España, Iker Casillas, que buscan una semana más de vacaciones.
         “El país azteca espera con mucha ilusión el partido, aunque es posible que los responsables de la federación mexicana se lleven un chasco importante”, advirtió ese diario.
          Dijo: “Para empezar, los internacionales del Barcelona vuelven a entrenar el 9 de agosto, y no sería muy normal que el seleccionador, Vicente del Bosque, los convoque para disputar el encuentro, ya que su estado de forma no sería el adecuado y el viaje tampoco es cómodo”.
           En el caso del Real Madrid, prosiguió, el técnico del equipo, José Mourinho,  “había fijado el 2 de agosto como fecha de regreso al trabajo. Sin embargo, la idea del capitán Iker Casillas es pedirle al portugués que les conceda una semana más de descanso después de vivir un Mundial muy duro”.
           Según el portal, la ley también ampara la ausencia de los internacionales. “La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha dejado claro que los futbolistas tienen derecho a un mes de vacaciones”, destacó.
           Y abonó:
“En su día, el presidente de la RFEF, Ángel María Villar, garantizó que España disputaría el amistoso con sus principales estrellas. Sin embargo, el triunfo en el Mundial puede cambiar radicalmente los planes y es muy posible que, para el partido ante México, Del Bosque se vea obligado a convocar a jugadores menos habituales.
          “Tampoco hay que olvidar que el caché de la selección ha aumentado tras la victoria en Sudáfrica y no sería una imagen demasiado positiva ir con un equipo B. La situación se complica”.
            Inclusive, en España los aficionados también censuran a la Real Federación Española de Futbol, y consideran “inadecuado” que se obligue a un alto porcentaje de jugadores a emprender el viaje a México.
          Advierten que los campeones del mundo enfrentarán el partido amistoso “fuera de forma y sin la aclimatación adecuada para presentarse en la ciudad de México, que podrían llegar a poner en riesgo su integridad”.
          “Es estúpido esta clase de partidos después de un Mundial y en plena pretemporada de los equipos… Somos campeones del Mundo, merecen un buen descanso y esta clase de partidos no valen la pena”, se alertó en el foro de opinión del diario deportivo español AS.
           Al respecto, el director de las Selecciones Nacionales, Néstor de la Torre, aclaró que “bajo contrato había un alto porcentaje de jugadores que tendrán que venir”.
        Por lo pronto, la Femexfut ya fijó los precios de boletos, los cuales oscilan entre 200 y mil pesos.
         

Comentarios