Dan última estocada a corridas de toros en Cataluña

miércoles, 28 de julio de 2010

MADRID, 28 de julio (apro).- Las corridas de toros en Cataluña recibieron la última estocada. El Parlamento catalán votó hoy en Barcelona por abolir la fiesta brava, en una votación histórica en la que se debatían dos posturas contrapuestas, la que impulsó la iniciativa popular para prohibir las corridas para evitar “la tortura de los toros”, y la de los pro-taurinos, quienes consideran que la tauromaquia es una tradición y un arte.

Aunque la iniciativa popular no hace ninguna alusión a la identidad nacional catalana, en las últimas semanas el debate estuvo intoxicado por un tufo de nacionalismo, que ve a la fiesta brava como una imposición castiza.

Por 68 votos a favor, 55 en contra y nueve abstenciones, el Parlamento catalán aceptó alrededor de las once de la mañana (4:00 horas de México) la iniciativa legislativa popular que pedía prohibir las corridas de todos.

Con la votación de hoy terminan seis meses de debate, que incluyó una pasarela por el Parlamento de científicos, toreros, promotores taurinos y ecologistas, para que defendieran sus posturas, en un ejercicio pocas veces visto.

La legislación entra en vigor en enero de 2012, lo que permitirá a los pro-taurinos seguir disfrutando de las corridas de toros en la Monumental de Barcelona, la más grande de las plazas de la comunidad.

Cataluña es la segunda comunidad autónoma en abolir las corridas de toros, luego de Canarias votara una ley similar en 1991.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, dijo en rueda de prensa posterior que él votó a favor de la fiesta brava, pero pidió que la abolición de las corridas de toros no se convierta en un nuevo conflicto entre Cataluña y el resto de España.

“Espero moderación y sentido de la responsabilidad de todo el mundo”, dijo Montilla, para no seguir alimentando las protestas que en Cataluña generaron la decisión del Tribunal Constitucional de recortar el Estatuto de Cataluña, la norma fundamental de la comunidad autónoma que había sido impugnada por el derechista Partido Popular (PP), hace cuatro años.

En este marco, los pro-taurinos anunciaron que volverán a recurrir al Tribunal Constitucional (TC), pero esta vez para llevar su reclamo contra la ley que prohíbe la fiesta brava.

El PP, que perdió la votación de hoy al apoyar las tesis pro-taurinas, anunció que presentará una moción en el Congreso y en el Senado para intentar invalidar el resultado, según anunció Alicia Sánchez Camacho, presidenta del PP en Cataluña.

 A su vez, la plataforma Prou, promotora de la abolición, anunció que continuará en la defensa de su lucha.

La votación se esperaba cerrada, pero las dirigencias de los principales partidos en el Parlamento catalán, Convergencia i Unió (CIU) y el Partido Socialista Catalán (PSC) decidieron no fijar una posición única y liberaron a sus diputados a que votaran en conciencia.

El periódico La Vanguardia identifica que el voto decisivo fue el de CIU, porque 32 de los 68 votos eran de esta formación política.

El PP y Ciutadans, otra de las formaciones representadas en el Parlamento, criticaron a los grupos nacionalistas de votar por la abolición por motivos ‘identatarios’.

Ezquerra Republicana de Cataluña (ERC) e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) detallaron el sufrimiento que vive el animal en la plaza.

 Tras la votación y el júbilo de los antitaurinos, el torero catalán Serafín Marín soltó en llanto.

 El periódico El País recordó en su edición electrónica que, el 11 de noviembre de 2008, el Parlamento catalán aceptó a trámite la Iniciativa Legislativa Popular para prohibir las corridas en Cataluña. Tenían 120 días para conseguir un mínimo de 50 mil firmas, pero el 5 de julio, la plataforma Prou! presentó en la Cámara 180 mil firmas.

En esa fecha, “como si de un pulso se tratara”, el torero José Tomás agotaba las entradas (19 mil localidades) en sólo 50 minutos para la corrida que el mismo día daba en la Monumental de Barcelona.

Comentarios