Decepciona el México-España; empatan a un gol

miércoles, 11 de agosto de 2010

MÉXICO, D. F., 11 de agosto (apro).- La selección de México cumplió cabalmente su rol de anfitrión y regaló el empate a un gol a su invitado de lujo, España, el campeón mundial, en tiempo de reposición.
Y no conforme con eso, le cedió el trofeo Bicentenario, como un gesto de cortesía que fue aplaudido por el presidente Felipe Calderón, quien presenció el encuentro desde el palco de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), en compañía de su familia.
El primer juego post mundialista que disputaron ambas selecciones –justo al mes de que España levantó la Copa del Mundo en Sudáfrica- también entregó otros pasajes:
La rechifla con la que el público despidió a los contendientes en el atiborrado estadio Azteca.
La programación de este juego amistoso a estas alturas tampoco favoreció al espectáculo, sobre todo para los campeones del mundo, cuyos jugadores notaron la falta de ritmo y fondo físico, al extremo de excederse en toques horizontales que por momentos impacientaron a la multitudinaria concurrencia.
Y es que de repente tanto españoles como mexicanos dieron visos de falta de entendimiento hasta en los saques de banda.
Sin embargo, con las circunstancias de la selección española de todos conocidos –sus jugadores se reunieron para viajar a México apenas el lunes luego de cumplir un periodo vacacional-, el partido se presentó propicio para que el equipo mexicano rompiera por fin esa jettatura de los europeos, máxime cuando Javier El Chicharito Hernández marcó el gol de los nacionales apenas a los 12 minutos.
La anotación llegó tras un servicio de Gerardo Torrado que El Chicharito se encargó de definir al borde del poste tras la salida del capitán Iker Casillas.
Todavía Rafael Márquez pudo sentenciar el encuentro al minuto 31 con un violento remate que el portero Casillas rechazó a tiro de esquina.
Y cinco minutos después la ocasión se le presentó inmejorable a Carlos Vela. Sin embargo, el delantero del Arsenal inglés se achicó ante la bravía salida de Casillas, que lo hizo fallar el tiro al blanco.
Pero España, que hizo jugar de titulares a ocho de los que levantaron la copa en Sudáfrica y que fue superada en la primera parte, apeló a la paciencia.
Y sólo por esa apuesta que por momentos impacienta y propicia el abucheo, tuvo su recompensa al minuto 91 bajo una pertinaz llovizna, cuando ya los equipos habían rotado a toda su plantilla.
Xavi Hernández, quien ingresó en la parte complementaria, filtró el servicio ante el titubeo de la zaga mexicana que David Silva cristalizó en la meta de José de Jesús Corona.
Para colmo, un minuto después, el propio Silva por poco y da la puntilla al equipo mexicano con un remate cruzado desde la banda derecha que salió apenas desviado.
España arrancó el partido sólo con tres jugadores titulares que se coronaron en Sudáfrica: Iker Casillas, Sergio Busquets y Carles Puyol.
Por cierto, Javier Hernández, quien no para de marcar goles –lo mismo con el Manchester, Chivas y con la selección nacional- marcó su tanto número 10 con el representativo mexicano.
La selección mexicana fue dirigida por el técnico interino Enrique Meza, el único que apostó por el triunfo mexicano y que de esta manera cumplió su segundo y fugaz periodo con el equipo mexicano.
Efraín Flores, quien fungió como técnico auxiliar, cubrirá el interinato al frente de la selección para lo que resta del 2010.


Comentarios