"Es duro, pero debo aceptar el castigo": Juárez

miércoles, 22 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 22 de septiembre (apro).- El defensa mexicano,  Efraín Juárez, quien milita en el Celtic de Glasgow, lamentó el castigo que le impuso la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), que lo mantendrá alejando seis meses de la selección nacional.
           En  entrevista con la agencia EFE, Juárez dijo que ha vivido con “tristeza y resignación” la sanción de que ha sido objeto.
          "Es un momento muy triste para mí. Siempre he manifestado que de todas las camisetas que podré defender a lo largo de mi carrera la más especial siempre será la de la selección. Es duro, pero debo aceptar estar apartado".
           Sobre el motivo de dicha sanción --una fiesta en el hotel de concentración del equipo mexicano, en Monterrey, Nuevo León, luego del partido contra Colombia--, Juárez señaló: “Siempre he mantenido que la selección debe ser un grupo unido. Por esa razón no haré ningún comentario sobre lo que ocurre dentro del equipo, ya que los problemas se deben resolver de forma interna"                        
           Ayer, el director de Selecciones Nacionales, Néstor De la Torre, dio a conocer las sanciones contra los jugadores de la selección que participaron en ese “festejo”, que incluyen una multa de 50 mil pesos a 11 seleccionados y la suspensión durante seis meses de Efraín Juárez y Carlos Vela.  
           Juárez, de 22 años de edad, dijo que en las últimas horas ha estado en contacto con De la Torre "como siempre que me ha requerido, ya que él quería explicarme los motivos por los que me iban a sancionar. Por mi parte, yo le di mi opinión al respecto. Dejémoslo ahí".
            Señaló: “Estoy dolido. Si hay algo que me puede molestar es que se dude de mi profesionalidad o de mi implicación con la selección, por lo que creo que lo mejor es aceptar dicha sanción y pedir que de una vez se hable sólo de fútbol”.
           Añadió: "Mi sanción no es económica, pero aportaré mi ayuda para Ciudad Juárez o Veracruz de la misma manera que pido a De la Torre y al resto de directivos que también lo hagan. La solidaridad hacia los necesitados debe salir de nuestra conciencia, no de sanciones en nombre de desgracias".
           Juárez dijo que su actual club, el Celtic de Glasgow, no siempre ha estado de acuerdo en su decisión de acudir a los llamados de la selección nacional. "Por México he ido siempre que se me ha llamado incluso con molestias físicas, porque es mi obligación. Por ese motivo, ha sido mi club el que me ha dosificado físicamente en estas últimas jornadas, pese a que estoy empezando con ellos.
          "Egoístamente, podía haber pensado en ganarme mi lugar en el Celtic antes que recorrer medio mundo para jugar partidos amistosos. Insisto: la selección está por encima de todo y cada partido, sea contra quien sea, es lo máximo para mí", añadió.
             Sobre la sanción a sus compañeros, Juárez afirmó: "Somos un grupo unido. Ellos son unos grandísimos compañeros y unos excelentes jugadores, profesionales por encima de todo. Es todo lo que debo decir".
             Agregó: “Solo me queda seguir trabajando duro para que, cuando acabe mi sanción, el nuevo entrenador, si es que llega, crea que puedo aportarle algo al equipo y cuente conmigo".


Comentarios