Esposa de Cabañas se reúne en el DF con abogados de Televisa

miércoles, 26 de enero de 2011

MEXICO, DF, 26 de enero (apro).- María Alonso, esposa del futbolista paraguayo Salvador Cabañas, se reunió la tarde de este miércoles con dos de los abogados de la empresa Televisa, propietaria del club América, con el objetivo de alcanzar un acuerdo económico y finiquitar la relación laboral con el jugador que fue baleado hace un año en los sanitarios del Bar Bar. 
Antes de la cinco de la tarde, la señora Alonso arribó a las instalaciones de Televisa en avenida Chapultepec 18, donde se reunió con los representantes legales de dicha empresa, así como con dos de los litigantes que representan a Salvador Cabañas en México: Guillermo González Bravo y Rogelio Ruiz Irigoyen.
Asimismo, por la mañana María Alonso se presentó en las oficinas de Televisa Santa Fe, donde se encuentran las oficinas del abogado Juan Francisco Urquizo, director jurídico laboral de Grupo Televisa.
El motivo de los encuentros es tratar de llegar a un “acuerdo amistoso”, con el que el club América y Televisa pretenden que Salvador Cabañas se desista de las demandas que en distintos tribunales civiles, así como en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e incluso en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), ha interpuesto a través de sus abogados.
Hasta ahora, el paraguayo le reclama al club América el pago de su salario desde abril de 2010, así como el cumplimiento del contrato que firmó en 2008 y tiene vigencia hasta junio de 2012.
La cifra que solicita ya rebasa los 2 millones de dólares.
Tres meses después de que Cabañas fue agredido, el club América “suspendió” la relación laboral con el jugador, en vista de que por su condición física no ha podido regresar al futbol.
María Alonso llegó a la Ciudad de México el lunes pasado, día en el que también acudió al Juzgado C18, en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), a desistirse en nombre de su esposo de la contrademanda que los abogados González e Irigoyen presentaron contra el club América, empresa que en diciembre de 2010 demandó a Cabañas y a sus representantes legales porque considera que actúan con un poder sin validez, en virtud de que fue otorgado por el futbolista, a quien considera “un incapacitado mental”.
María Alonso estará en México por lo menos hasta la próxima semana en espera de que en los próximos días Televisa le haga una oferta que cubra las expectativas de la familia Cabañas.

mav
-fin de texto-

EOF