Chivas donan 1 MDP a fundación que apoya a víctimas de la violencia

jueves, 20 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El equipo Guadalajara y los futbolistas Marco Fabián y Alberto Medina donaron un millón de pesos a la Fundación Niños Víctimas de la Violencia en Ciudad Juárez. Los dueños del Guadalajara, Jorge Vergara y Angelica Fuentes, viajaron a Ciudad Juárez junto con Marco Fabián, para ofrecer una conferencia de prensa y anunciar el donativo, en respuesta al desafortunado festejo del futbolista quien el fin de semana pasado luego de anotar un gol simuló ser un sicario que dispara a la cabeza de Alberto Medina, su compañero de equipo. De acuerdo con Vergara, Fabián y Medina donaron 200 mil pesos y el resto el club. El "goleador sicario" como ya se le conoce a Marco Fabián, dio una charla a niños y jóvenes apoyados por la Fundación Niños Víctimas de la Violencia. En esa conversación, el mediocampista habló de la muerte de su hermano mayor, Jonathan De la Mora, quien hace siete años perdió la vida a causa de la violencia que se vive en el país. "Todos tenemos una historia que contar, esta es la mía, la más personal y la más sagrada. Va por mi hermano Jonathan donde quiera que te encuentres. "Siendo yo un niño que jugaba futbol en la colonia, tenía como figura muy especial a mi hermano Jonathan un joven de 23 años en aquel entonces, un mexicano inteligente y noble, amante de su familia y de la vida, con quien viví experiencias felices que nunca voy a olvidar, Jonathan fue un joven lleno de sueños y esperanzas, y sus historias y cercanía eran para mi una gran alegría. "Ahora sé que Jonathan se había rodeado de amigos poco sinceros que andaban en malos pasos, su familia no lo sabíamos hasta después de aquella tarde que marcó nuestras vidas para siempre. Esa tarde, esos, sus amigos pasaron por él a la casa, tocaron el claxon y él salió corriendo para subirse al coche con ellos y alejarse para jamás volver, ese día nos marcó para siempre. Jamás regresó, jamás supimos de explicaciones, ni de justicia; lo encontramos masacrado en una zanja, le habían quitado la vida y estaba ahí sin sus sueños". Marco Fabián, concluyó su exposición diciendo: “Estoy muy arrepentido de lo que pasó el sábado, no llegué a pensar lo que podría pasar; después cuando ví el video me llenó de rabia y arrepentimiento de jugar con algo sagrado. México necesita conductas responsables y hombres valientes, va por Jonathan".

Comentarios