Adiós a los Panamericanos; Guadalajara quiere Juegos Olímpicos

domingo, 30 de octubre de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- A pesar de que el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, solicitó la autorización del Congreso local para gestionar un crédito bancario por 950 millones de pesos, recursos con los que pretende ayudar a los damnificados del huracán Jova, insistió en que buscará que el estado sea sede de los Juegos Olímpicos. Durante la ceremonia de clausura de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, el mandatario estatal tomó la palabra y visiblemente emocionado soltó en un grito: “Estamos para cosas grandes, ahora vamos por las Olimpiadas (sic)”, con lo que refrendó la idea que desde días atrás ha expresado continuamente. Después tocó el turno a Mario Vázquez Raña, presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), quien se descosió en elogios y felicitaciones para las autoridades estatales y municipales, para los integrantes del Comité Organizador de los Juegos Panamericanos (Copag), que hasta ahora no ha entregado cuentas claras sobre los recursos que se gastaron y cuya cifra ronda los 10 mil millones de pesos. El dirigente calificó a Guadalajara 2011 como “los mejores” Juegos Panamericanos de la historia. “Fueron unos juegos maravillosos”. Vázquez Raña pronunció un discurso largo y pausado y no dejaba de agradecer, primero provocó el bostezo de quienes se dieron cita en el Estadio Omnilife y luego se convirtió en rechifla para apurarlo a terminar. Cuando el octogenario dirigente dio paso a realizar la clausura oficial, se equivocó al leer su reloj y dijo que eran las 11 de la noche. Después corrigió y dijo “siendo las 9 con 50 minutos”, cuando en realidad eran las 8:50, pues este domingo se terminó el Horario de Verano. Una delegación de funcionarios canadienses, encabezada por el alcalde de Toronto y el ministro de deportes de aquel país, tomaron la estafeta para en el 2015 ser la sede de la justa continental. Se realizó un espectáculo con bailes y canciones alusivos a Canadá para presentar la ciudad que recibirá los próximos Juegos Panamericanos. Un grupo de 24 niños que sostenían una vela encendida y vestían de blanco apareció en el escenario, al tiempo que un coro de voces infantiles entonaba “Cielito lindo” el estadio se iluminó por completo de amarillo y segundos después se extinguió la llama panamericana que estuvo encendida desde el pasado 14 de octubre. Con el pebetero ya apagado comenzó el espectáculo musical con la cantante de pop Colbie Caillat, el grupo mexicano Camila, The Wailers y el argentino Diego Torres.

Comentarios