Márquez condiciona revancha con Paquiao; "que acepte que no ganó", exige

martes, 15 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Juan Manuel Márquez apareció en medio de un tumulto en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México para levantar la voz tras el escándalo derivado de la cuestionada victoria que los jueces de la Comisión de Nevada acreditaron al filipino Manny Pacquiao y poner sus condiciones para aceptar la revancha. “Ahora el que pone las condiciones soy yo. Quiero ver si es cierto lo que dice Manny Pacquiao, que él pelea para la gente. (Entonces) primero que acepte que perdió, que la OMB (Organización Mundial de Boxeo) no acepte el veredicto que le dieron, que den un ‘no contest’ o revoquen la decisión”, demandó Márquez. Del pugilista insistió que para aceptar una cuarta pelea “primero Manny debe aceptar que no ganó”. Dijo que en caso de concretarse el cuarto combate frente al campeón Pacquiao, le agradaría que el escenario sea el estadio Azteca. Aún con las huellas de la batalla en el rostro Juan Manuel Márquez, quien arribó esta madrugada al aeropuerto del Distrito Federal, dijo que en un lapso no mayor a 20 días decidirá si continúa en el boxeo. Antes, se congratuló de su desempeño el sábado anterior en Las Vegas: “Le demostré que no es el mejor libra por libra, que no es el peleador que habían construido y creo que Bob Arum (el promotor) se dio cuenta que tiene un peleador que es muy bueno, pero no es el mejor.” La polémica también alcanza a Márquez por cuestiones meramente políticas. Y es que durante la pelea del sábado anterior lució en los calzoncillos el logotipo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en vísperas de las elecciones en el estado de Michoacán. El pugilista asegura que se enteró apenas le avisaron que se había metido en un ‘grave problema’: “Pero ¿Por qué (me quieren sancionar)? No me di cuenta, además no lo hice con ningún fin. Es más, ní sabía que había elecciones en Michoacán, hasta que me dijeron que me iba a meter en un grave problema. Creo que eso se trata con los abogados”, atajó el boxeador. De acuerdo con versiones extraoficiales, Márquez recibirá una bolsa de hasta 10 millones de dólares en caso de aceptar la revancha contra el filipino.

Comentarios