Denuncia Congreso "daño ambiental" por Villa Panamericana

viernes, 4 de noviembre de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Ante los daños causados por el derrame de aguas negras de la Villa Panamericana al Bosque de la Primavera, el Congreso local aprobó presentar denuncia penal contra los funcionarios que resulten responsables por el delito de “daño ambiental”. La diputada local priista Mariana Fernández Ramírez, de la Comisión de Deporte y Juventud, señaló que “la Villa Panamericana debe ser clausurada para que se investiguen a fondo las verdaderas consecuencias al medio ambiente que ese complejo provoca en el Bosque de la Primavera” El martes 2, las autoridades de Zapopan revelaron en un comunicado que por la falta de una planta tratadora, los desechos del complejo donde vivieron siete mil atletas fueron tirados durante 15 días a cielo abierto en el Bosque de la Primavera. Por ello, la Junta de Coordinación Política presentó un acuerdo para que el secretario general del Congreso, José Manuel Correa Ceseña, “elabore, presente y dé seguimiento a la denuncia penal federal por el delito ambiental”. Además, aprobaron un extrañamiento dirigido al gobernador Emilio González Márquez; al secretario de Medio Ambiente, Héctor Eduardo Gómez Hernández, y al procurador estatal de Protección al Ambiente, Fernando Montes de Oca, para que “emprendan las acciones a que haya lugar”. El acuerdo de la denuncia se aprobó con 21 votos a favor de PRI, PRD y PVEM, y 15 en contra del PAN. Mariana Fernández apuntó que el principal cuestionamiento de los vecinos y los opositores a la construcción de la Villa viene desde hace meses, pues las instalaciones se asientan en 3.4 hectáreas de área natural protegida, 1.6 hectáreas de arroyos y cauces que se desviaron para la construcción y 2.5 hectáreas de cesión para destinos. Sin embargo, las autoridades se pasan la bolita. Tanto el secretario general de Gobierno, Fernando Guzmán, como el titular del Medio Ambiente, Héctor Raúl Gómez, y el director de la Comisión Estatal del Agua, César Coll, coincidieron, por separado, en que no existe catástrofe ecológica por las descargas de aguas negras de la Villa Panamericana al Bosque de la Primavera. Incluso, Coll Carabias dijo desconocer a quién le correspondía vigilar esas plantas de tratamiento. También el alcalde de Zapopan, Héctor Vielma, anunció denuncias por daños ecológicos y el presidente municipal de Guadalajara, el priista Aristóteles Sandoval, sostuvo que los constructores de la Villa, la empresa Corey Integra, son los responsables de la irregularidad.

Comentarios