Aguirre busca frenar racha de fracasos

martes, 20 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- La situación del entrenador mexicano Javier Aguirre se ha complicado con el Zaragoza de España, equipo que este miércoles se medirá ante el Alcorcón madrileño en un partido de la Copa del Rey correspondiente a los dieciseisavos de final. En conferencia de prensa previa al encuentro que se jugará en La Romareda, “El Vasco” Aguirre declaró que el equipo maño necesita “una sacudida” y que “es vital” ganar para  pasar a la siguiente ronda. El mexicano cree que su equipo puede revertir la dramática situación que vive –una cadena de nueve derrotas al hilo- y considera que el partido ante el Alcarcón puede ser “una buen inyección de ánimo”, pues tienen que  empezar “por algo” para saldar la deuda que tienen con la afición aragonesa. “Estamos en deuda con nuestra afición. El partido de mañana debe servirnos como una inyección de ánimo. Estamos a tiempo de revertir la situación, pero los resultados tienen que cambiar ya.  Nuestra intención es ganar, marcar gol, jugar hacia adelante y pensar que hay que meter goles para ganar. Es un equipo que nos puede complicar las cosas si nos confiamos. Vamos a salir a cara de perro, vamos a poner mucho deseo y esfuerzo y en actitud debemos estar al mismo nivel que ellos”, declaró. En el juego de ida, Zaragoza y Alcorcón empataron a un tanto, por lo que el conjunto madrileño está obligado a anotar un gol o empatar por dos o más si quiere seguir vivo, mientras que a los pupilos de Aguirre les alcanza con el empate sin goles o el triunfo para avanzar a la ronda de octavos. En el torneo de Liga el Zaragoza ya acumuló nueve partidos seguidos sin ganar, situación que tiene al equipo con serios problemas de descenso y en el último lugar de la tabla con solo 10 puntos al borde de la Segunda División. Javier Aguirre solo ha conseguido un punto de 27 posibles disputados que lo ubica con un 48.83 de porcentaje de derrotas, lo que lo convierte en el segundo director técnico más perdedor de la historia del club, sólo detrás de Domenec Balmanya. La crisis del Zaragoza ha llevado a la prensa aragonesa a criticar duramente al mexicano, de quien refieren que a pesar de los pésimos resultados sólo se ha mantenido en el banquillo por la amistad que lo une con el presidente del club, Agapito Iglesias, además de que la directiva tampoco tendría dinero para pagarle la rescisión de su contrato.        

Comentarios