Descartan daño ambiental en el acuífero del Bosque de la Primavera

viernes, 9 de diciembre de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- La Secretaría del Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades) dio a conocer hoy los resultados de un estudio de impacto ambiental efectuado en el acuífero del Bosque de la Primavera, en el que se omite por completo la afectación que sufrió dicho sitio por la derrama de aguas negras provenientes de la Villa Panamericana, donde estuvieron alojados, durante 14 días casi, siete mil atletas. Según el estudio, los pozos no fueron contaminados y el agua que consumieron los atletas estuvo libre de contaminantes, dijo el titular de la Semades, Héctor Eduardo Gómez Hernández. Lo cierto es que la zona donde se construyó la Villa Panamericana –aún con la oposición de ambientalistas– es de recarga de acuíferos, es decir, absorbe el líquido que luego sale en los pozos. “El agua de la zona es apta para el consumo humano. No hay riesgos para la salud, todo está de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana, está libre de coliformes de todo tipo, así como de otros contaminantes físico-químicos y sensoriales”, dijo el funcionario. Aún más, responsabilizó a “ciertos funcionarios” (sin decir nombre) que crearon pánico ambiental”. Gómez Hernández se refería al ayuntamiento de Zapopan que encabeza el alcalde priista, Héctor Vielma. “Si hubiera afectaciones no son en el grado en que pregonaron ciertos actores políticos que sólo querían sacar raja política”, indicó. Se midieron 19 parámetros físico y químicos. Aún quedan pendientes otros estudios que realizan la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa). Ya desde el 26 de noviembre, el Comité Organizador de los Juegos Panamericanos se hizo responsable por el derrame de los desechos y anunciaron investigación para determinar que funcionarios tomaron la decisión, de acuerdo con el subdirector del Copag, Jesús Briseño Espejo.

Comentarios