Niegan permiso a Femsa para construir el nuevo estadio del Monterrey

jueves, 17 de marzo de 2011

MONTERREY, N.L., 17 de marzo (apro).- La delegación estatal de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó hoy a la empresa Fomento Económico (Femsa) la autorización para construir el nuevo estadio del club Monterrey, con una inversión de 2 mil 185 millones de pesos.
    La causa: la empresa proporcionó información errónea sobre la ubicación de los terrenos donde pretende construir el estadio.
    Según Semarnat, la parte promoverte entregó las coordenadas de un predio que, al ser verificadas, corresponden al municipio de Cadereyta, a 23 kilómetros de distancia del lugar de Guadalupe, donde está ubicado el inmueble.
Esta es la segunda ocasión que la instancia federal le niega a la firma regiomontana el permiso para empezar la construcción del estadio de Rayados.
Sin embargo, esta noche, directivos de Femsa convocaron a una conferencia de prensa para aclarar que Semarnat equivocó la información que la empresa le proporcionó, y por eso asume que hay un error de parte de la instancia promovente.
    José González Ornelas, administrador de Rayados, y Tonatiúh Mejía, representante legal del deportivo, explicaron la razón técnica que motivó la confusión en la que, según dijeron, incurrió la dependencia federal.
    Dijo González Ornelas: "Presumiblemente la autoridad, en lugar de tomar en cuenta las coordenadas ya traducidas al lenguaje geodésico, utiliza erróneamente las coordenadas del cálculo de rumbos magnéticos y distancias, y las captura en su sistema, y esa es la razón por la que la ubicación del predio pareciera resultar en Cadereyta”.
En entrevista, Antonio Hernández, activista opositor al EFM, señaló que ya analiza la ubicación del predio que el Congreso Local le entregó en comodato a la empresa el año pasado, y que si el error es de origen y efectivamente, los legisladores dieron un predio en Cadereyta, el plan para el estadio en La Pastora sería insostenible.
Mediante un comunicado dado a conocer este jueves en su página de Internet, Semarnat señala que se negó a analizar el expediente debido a que Femsa presentó el 16 de febrero documentación inexacta para obtener el cambio de uso de suelo y poder construir el coso para 50 mil personas en terrenos del Parque La Pastora, en Guadalupe, al oriente de Monterrey.
Dice el comunicado:
“Esta delegación no puede proceder por el momento a analizar los aspectos ambientales del trámite en cuestión, ya que el promovente no hizo llegar la información que permita identificar claramente la ubicación del predio o conjunto de predios en donde se tiene previsto desarrollar el proyecto denominado Estadio de Fútbol Monterrey”.
En fecha anterior, la dependencia ya le había pedido a la empresa propietaria del Club de Futbol Monterrey que le entregara más información que, se señala ahora, no fue suficiente.
Pese al resolutivo adverso, Femsa, a través del fideicomiso Bank of América México, que la representa, tiene la oportunidad de presentar la documentación que les requiere Semarnat para que el expediente 19NL2011UD010 continúe su curso.
El resolutivo precisa que la parte promoverte tiene 15 días hábiles para impugnar el rechazo.
Semarnat, instancia de la cuál depende el último trámite para que pueda construir la nueva casa de Rayados, explicó que Femsa no pudo precisar cuál es la ubicación específica del predio de 25 hectáreas sobre el que se planifica la construcción del inmueble con una inversión de 2 mil 185 millones de pesos.
Explica la Secretaría del Medio Ambiente que cotejó los documentos que le hizo llegar la empresa Desarrollo Deportivo y Comercial (DDC), subsidiaria de Femsa, con  el sistema de información geográfica que ofrece la Plataforma del Sistema Nacional de Gestión Forestal, y encontró que las coordenadas geográficas establecidas en la publicación del periódico oficial del estado de Nuevo León, del 06 de agosto del 2010, no corresponden a la probable ubicación del Estadio de Fútbol Monterrey.
La dependencia señala que en las coordinadas del predio señalado por Femsa, se ubica, en realidad, un terreno en el municipio de Cadereyta Jiménez, a unos 23 kilómetros del área en el Parque Zoológico La Pastora, al pie del Cerro de la Silla, en donde se tiene contemplada la edificación del inmueble.
Concluye el comunicado: “En virtud de lo antes expuesto, la delegación de la Semarnat en Nuevo León ha resuelto dar por terminado el trámite de solicitud y Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto “Estadio de Fútbol Monterrey”, dejando a salvo los derechos del promovente y la posibilidad del ingreso de una nueva solicitud para su correspondiente evaluación.
Incluso Tonatihú Mejía Moysén ya fue notificado de la resolución.
Por su parte, el biólogo Antonio Hernández, integrante del colectivo en defensa del Bosque La Pastora, que se opone al proyecto, señaló que esta resolución confirma que Femsa ha sido reiterativo en violar los procedimientos legales para construir el estadio.
“Este rechazo es una crítica directa a la empresa. Ellos siempre han dicho que el proyecto es sustentable y esta es la segunda vez que Semarnat le rechaza la solicitud de impacto ambiental y cambio de uso de suelo”, dice el activista.
Recordó que en septiembre del 2008, el entonces gobernador Natividad González Parás dio a conocer el proyecto del estadio y que después, Femsa presentó el examen al Gobierno Federal, pero obtuvo el rechazo debido a que el Congreso Local no le había dado la propiedad de los dos polígonos conjuntos que sumados miden 25 hectáreas, en La Pastora.
Cuando se les dio el comodato, el año pasado, empezó el trámite que ahora es rechazado de vuelta.
Hernández considera que si el análisis que hace sobre las coordenadas del decreto que le dio a Femsa el comodato, corresponden a Cadereyta, hay posibilidad de que el plan para el EFM sea desechado.
“Si resulta que las coordenadas del predio que dio el Congreso Local no están en Guadalupe y están en Cadereyta, hay otro punto para atacar al proyecto. Si nos apegamos a lo que dice Semarnat en el resolutivo, vemos que los predios no en Guadalupe y ya estamos en eso”, dijo.