Escudería de Checo Pérez acata castigo

martes, 29 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 29 de marzo (apro).- La escudería Sauber decidió finalmente aceptar el castigo impuesto a sus pilotos Sergio Checo Pérez y Kamui Kobayashi por incumplir con las reglas en el Gran Premio de Australia, en el que el mexicano terminó en séptima posición y su coequipero, en el octavo.
En un comunicado, la escudería refirió que decidió acatar el veredicto de los comisarios de la prueba con la que se inauguró la  temporada de Fórmula Uno, realizada la semana pasada.
Los comisarios de la competencia detectaron que el mexicano Pérez y el japonés Kobayashi incurrieron en una anomalía de un centímetro en el alerón trasero de los automóviles, lo que contravino las reglas.
“No nos dio ninguna ventaja en el rendimiento, pero el hecho es que es una desviación del reglamento. Tomamos nota de la decisión de los comisarios”, dijo el director técnico de la escudería Sauber, James Key.
Reconoció que descubrieron que hubo un error en el proceso de chequeo de la dimensión relevante de ese componente. “Ya hemos tomado medidas para asegurar que nada parecido vuelva a suceder en el futuro”, garantizó el director técnico del equipo.
Por su parte, el propietario y director deportivo de la escudería, Peter Sauber, también aseguró que sus conductores “no sacaron ventaja del alerón. Los dos lucharon duro para conseguir su posición y entraron en los puntos”.
“A pesar de la decepción hemos demostrado que tenemos un coche rápido y dos pilotos con talento. Me hace ser optimista de cara a esta temporada”, dijo Peter Sauber.
Checo Pérez finalizó en la séptima posición; Kobayashi, en la octava.

Comentarios