Viola acuerdos ambientales el proyecto de nuevo estadio de Monterrey: Firma holandesa

lunes, 16 de mayo de 2011

MONTERREY, N.L., 13 de mayo (apro).- Fomento Económico (Femsa) violará estándares y políticas internacionales en materia ambiental en caso de construir el Estadio de Futbol Monterrey (EFM) en terrenos del parque La Pastora, ubicado en el municipio de Guadalupe, advierte una investigación elaborada por el Centro de Investigaciones sobre empresas Multinacionales (SOMO), con sede en Holanda.
De acuerdo con un estudio publicado en abril pasado en la página somo.nl, la firma auditora encontró que, de construirse el inmueble, que tendría un aforo de 55 mil espectadores, en el bosque ubicado al pie del Cerro de la Silla, la empresa regiomontana corre el riesgo de violar algunos acuerdos que rigen en las naciones adheridas a Naciones Unidas.
Las conclusiones del documento fueron presentadas por los activistas Ximena Peredo y Claudio Tapia, del Colectivo ciudadano en defensa del Bosque La Pastora, que defienden el terreno donde la empresa planea construir el estadio para Rayados.
Dice el reporte que se violarían los Principios 7 y 8 del pacto Mundial de la ONU, al que están adheridos la empresa Femsa como Heineken, su principal socio cervecero.
Explica SOMO que “el principio 7 establece que las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca al medio ambiente y el principio 8, que las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental”.
La auditora con sede en Holanda también señala que Femsa violaría su propio esquema de sustentabilidad que tiene cuatro ejes, uno de los cuales es la vinculación con la comunidad impulsando la educación y la productividad, calidades de vida en las comunidades alrededor de las instalaciones.
El otro es el cuidado al medio ambiente, que se refiere a la mitigación del cambio climático, disponibilidad de agua potable para nuestras comunidades y reforestación”.
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que promueve políticas para el desarrollo sustentable de los países en todo el mundo, en sus lineamientos para empresas multinacionales, señala en su numeral 2 que las compañías deben a) proveer al público información adecuada y oportuna sobre los potenciales impactos de las actividades del medio ambiente, salud y seguridad y b) entablar comunicación y consultas adecuadas y oportunas con las comunidades directamente afectadas por las políticas ambientales, de salud y seguridad de la empresa.
También señala que en el Mandato del Agua, de Naciones Unidas, firmado por Heineken, se establece que las compañías deben “ser miembros activos de la comunidad local e impulsar o proveer apoyo al gobierno local, grupos e iniciativas que procuren avances en el manejo de agua y sanidad”.
Al comentar sobre el reporte, Heineken se deslindó de la construcción del inmueble en Guadalupe, al señalar que “la construcción del EFM es un proyecto 100 por ciento diseñado por, planeado por y propiedad de Femsa”.
Sin embargo en las conclusiones, SOMO precisa que aunque Heineken no es legalmente responsable de la construcción del estadio, sí tiene la responsabilidad de evitar, causar o contribuir a impactos adversos relacionados al proyecto en derechos humanos o en el medio ambiente.
Claudio Tapia, líder del colectivo en defensa de La Pastora, dijo que Heineken también está involucrado en el proyecto, pues no puede disociarse ni de Femsa ni del equipo de futbol Rayados de Monterrey, para el que pretenden construir el coso.
“En la composición accionaria, Heineken se está involucrando económica y jurídicamente en esta discusión.  Además del compromiso social de las empresas, hay financiamientos públicos y privados donde hay foros y dinero que podrían presionar y retirar sus subsidios o su dinero para no financiar obras tan antisociales”, dijo.
Femsa no ha respondido públicamente a la publicación de SOMO, que hace auditorías ambientales desde 1973.