En riesgo los Panamericanos, acepta gobernador de Jalisco; habría demandas millonarias, advierte Andrade Garín

lunes, 2 de mayo de 2011

GUADALAJARA, Jal. 2 de mayo (apro).- El gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, admitió que los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 están en riesgo de ser cancelados, debido a la suspensión de las obras de la Villa que albergará a los atletas, por mandato de un juez.
    Por separado, el presidente del comité organizador de los Juegos (Copag), Carlos Andrade Garín, advirtió que si se suspende la justa deportiva continental –lo cual puede ocurrir si las obras de la Villa Panamericana siguen suspendidas diez días más— habrá “un torbellino de demandas” por miles de millones de dólares, tanto de patrocinadores como de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), a la que se le pagaría una fianza de 50 millones de dólares por cancelación.
En tanto, el gobernador Emilio González acusó a los detractores de los juegos de “boicotear” la celebración “por intereses mezquinos”, y anunció que ya preparan un amparo para dejar sin efecto la medida cautelar que detiene las obras.
    “Es una decisión muy sospechosa que se presentó, al parecer, en condiciones irregulares por parte del magistrado, en donde se percibe una intencionalidad de boicotear los Juegos Panamericanos", dijo el gobernador en rueda de prensa.
    El sábado Armando García Estrada, presidente de la Cuarta Sala Unitaria del Tribunal de lo Administrativo del estado (TAE) suspendió la construcción de la Villa Panamericana, sede de los atletas que participarán en los juegos que iniciarán el 14 de octubre, debido a la demanda de nulidad presentada el 10 de marzo pasado por los vecinos del fraccionamiento colindante, Rancho Contento.
De acuerdo con el expediente 82/2011, los quejosos, sostienen que la construcción de la Villa se contrapone con leyes y reglamentos vigentes en materia de desarrollo urbano y equilibrio ecológico.
“Es falso. Los trabajos se llevan a cabo de manera regular y con apego a la ley”, dijo molesto Emilio González Márquez, quien reconoció que los juegos están en riesgo.
"Los Juegos Panamericanos están en riesgo; si no se concluye la Villa a tiempo, evidentemente no habrá Juegos Panamericanos. Y no tenemos plan ‘B’, pues ya no es posible edificar otra villa y, según la Odepa, tampoco se puede hospedar en hoteles a los atletas. Además, si no se llevan a cabo los juegos nos aplicarían una multa de miles de millones.  Así que no nos quedaremos de brazos cruzados. El amparo se nos tiene que conceder porque nosotros hemos actuado siempre de acuerdo a derecho", explicó.
El secretario de Gobierno, Fernando Guzmán Pérez Peláez, fue tajante: “La construcción de la Villa no se suspenderá. Presentaremos la impugnación y será favorable porque la medida dictada por el TAE está fuera de la ley.”
Sin embargo, Carlos Aldana Ortiz, representante legal de los vecinos de Rancho Contento, piensa diferente:
"No procedería el amparo. A quien piense eso le falta lógica jurídica, no es posible obtener una suspensión de una suspensión, además de que para desvirtuarlo se debe de adoptar un principio de definitividad (sic), entonces sería muy difícil agotar las instancias que serían, en este caso, otro tipo de recursos. La medida cautelar del TAE, lo dice claro: los trabajos de la Villa deben permanecer suspendidos hasta que el juicio cause estado", dijo.

Comentarios