Busca el PAN cancelar apoyo oficial al Veracruz

miércoles, 4 de mayo de 2011

JALAPA, Ver., 4 de mayo (apro).- El grupo legislativo del Partido Acción Nacional (PAN) presentó hoy una iniciativa de reforma para cancelar los apoyos económicos a equipos profesionales, como es el caso del club Tiburones Rojos.
    En la iniciativa, plantea que el gobierno veracruzano debe destinar 0.5% del presupuesto para apoyar a personas que realicen algún deporte federado, de alto rendimiento o a los deportistas con alguna discapacidad, así como a la construcción de espacios deportivos.
    El panista Fernando Yunes Márquez, autor de la reforma, refirió que Veracruz ocupa el primer lugar “en escándalos deportivos”, ya que el equipo profesional de futbol es el primero en ser descalificado “por adeudos que no son de esta temporada, sino que vienen de muchos años atrás”.
    En la iniciativa de reforma a la Ley Estatal del Deporte, se propone además que el titular del Ejecutivo, de manera directa o indirecta, debe quedar impedido para proponer al Congreso local, en el presupuesto del año fiscal que corresponda, “alguna partida destinada a equipos o clubes que desarrollen algún deporte profesional”.
    En la exposición de motivos, Yunes Márquez refirió que, “como es sabido, ya que no es un secreto”, la entidad encara la peor crisis financiera de su historia, “debido a la irresponsabilidad en el manejo de los recursos y el sobreendeudamiento público”.
    Es por ello que consideró “fundamental que gran parte de los recursos del estado no sólo sean destinados a cubrir los huecos financieros que dejaron pasadas administraciones, sino servir de inversión para que niños y jóvenes puedan desarrollarse en alguna actividad deportiva”.
    Sin embargo, el panista lamentó que el gobernador “no piense así”, ya que del Presupuesto de Egresos del 2010 al actual, el recurso destinado al Instituto Veracruzano del Deporte sólo aumentó en “la raquítica” cantidad de 6 millones de pesos.
    Según el actual marco legal, refirió, 41 millones de pesos del presupuesto pueden ser utilizados para equipos profesionales y los recursos restantes para el deporte federado y de alto rendimiento.
    Por esas razones destacó que la obligación del gobierno del estado es propiciar un ambiente que pueda fomentar la cultura de deporte, crear esparcimientos donde jóvenes y niños puedan desarrollarse y los adultos puedan mejorar su calidad de vida, donde atletas que compiten y representan al estado puedan igualmente desarrollarse y prepararse para futuras competencias.
    Pero eso, dijo, no está ocurriendo así, ya que en la Olimpiada Nacional 2010, Veracruz ocupó el lugar 16 de los 32 estados participantes, quedando por debajo de Nayarit, que apenas llega a un millón 800 mil habitantes, o de Baja California, con la mitad de pobladores de esta entidad, que registra 7.5 millones de habitantes.
    En la Olimpiada Nacional que en estos momentos se lleva a cabo en Mérida, Yucatán, ejemplificó, “ocupamos el deshonroso lugar 20”, es decir, “cuatro lugares menos con respecto de 2010” y, en cambio, Veracruz ocupa el primer lugar en cuanto a escándalos deportivos, sobre todo en el caso de los Tiburones Rojos.
    En contraste, apuntó, a los atletas veracruzanos se les tiene en el olvido, pues el gobierno del estado presenta un adeudo en becas deportivas de casi un año y en salud pública.
“Somos también, para vergüenza de todos, el estado que más obesidad presenta en sus habitantes y el primer lugar en obesidad infantil”, deploró.
    El gobierno del estado, refrendó, debe entender que el deporte y la salud pública deben ser temas prioritarios, sin embargo, “no puede entenderse cómo se inyectan recursos millonarios en sueldos para jugadores profesionales que, en muchos casos, son extranjeros, y por otro se olvide de que los veracruzanos cuenten con espacios suficientes para desarrollarse físicamente”.
    Insistió en que el gobierno estatal “saque las manos” de equipos y clubes profesionales, ya sea de futbol, basquetbol o cualquier otro deporte, y dejar que particulares, profesionales en la materia, “se encarguen de su administración”.
Como la misma ley lo prevé, ironizó, los deportes profesionales están considerados como “deporte-espectáculo” y, en ese sentido, “consideramos que el gobierno del estado no está para dar shows”.

Comentarios