Chivas sorprende a Tigres y Cruz Azul deja ir vivo al Atlante

miércoles, 4 de mayo de 2011

MEXICO, D.F., 4 de mayo (apro).- Con eficacia, Chivas del Guadalajara, que salió como víctima potencial ante el superlíder y favorito Tigres de la U. de Nuevo León, protagonizó esta noche una goleada (3-1) en el juego de ida de los cuartos de final de la liguilla del torneo Clausura 2011, anoche en el estadio Omnilife.

Posteriormente, Cruz Azul que pudo haber goleado al Atlante, apenas sacó un triunfo de 2-1 y dejó su pase en suspenso, porque con que los azulgranas ganen 1-0 en el partido de vuelta a jugarse en Cancún, los cementeros quedarían eliminados.

Por su pate, Guadalajara cerrará la serie este fin de semana en Monterrey con la ventaja anímica y el marcador global de su lado ante el líder la competencia en su fase regular.

En su casa, Chivas salió con todo y, con base en un futbol dinámico, tomó la delantera a los 40 minutos frente al mejor equipo en la defensiva –únicamente admitió 9 goles-- en todo el torneo. Omar Arellano únicamente empujó el esférico tras cerrar la pinza a servicio de Marco Fabián.

Aunque Jesús Molina regresó a Tigres al partido con un gol de palomita apenas inició la parte complementaria, muy pronto el Guadalajara volvió a tomar la ventaja, esta vez con un remate de cabeza de Mario de Luna, a los 58 minutos.

El equipo anfitrión sentenció el primer juego con un penalty que Marco Fabián transformó a los 65 minutos.

Todavía al 88 y 90, el propio Fabián fue autor de dos remates que salieron apenas desviados de la portería del equipo visitante.

Tigres, que regresa a casa con una desventaja considerable, busca su primer título en los torneos cortos y un nuevo reinado después de 29 años sin campeonato, desde la última vez que levantaron la copa, en el torneo 1981-82.

Y en el estadio Azul, con dos goles de Cristian “El Chaco” Giménez, el Cruz Azul venció al Atlante 2-1, pero aunque tomó ligera ventaja dejó ir la posibilidad de ampliar el marcador y prácticamente asegurar su pase a la semifinal.

A pesar de que Atlante se fue al frente desde el minuto 7 gracias al venezolano Giancarlo Maldonado, Cruz Azul, que tuvo un torneo muy irregular, jamás bajó los brazos y estuvo intentando remontar hasta que “Chaco” Giménez apareció con un disparo de zurda de media distanmcia que clavó en el ángulo superior derecho de la cabaña de Moisés Muñoz.

En el amanecer de la segunda mitad, otra vez el delantero argentino marcó para la Máquina Celeste el 2-1 en un centro de Javier Aquino que desbordó por derecha.

Al minuto 67, Arturo Muñoz derribó a Rogelio Chávez cuando se enfilaba hacia la portería y el árbitro Miguel Ortega decretó la pena máxima y expulsó al atlantista. “Chaco” Giménez cobró mal, con fuerza pero sin colocación, y Moisés Muñoz atajó sin problemas el disparo.

Momentos después, en una jugada de contragolpe Maldonado intentó acercar a los Potros de Hierro con un tiro que el arquero Jesús Corona no pudo controlar, pero luego sobre la línea evitó que la pelota entrara a la portería.

A pesar de que Atlante se quedó con 10 hombres casi todo el segundo tiempo y de que Cruz Azul tuvo ocasiones para anotar el tercer gol con Gonzalo Pineda y César Villaluz, en la primera jugada el travesaño lo impidió y en la segunda los lances del portero Muñoz evitaron más daño al equipo cancunense.

El juego de vuelta se disputará el próximo sábado a las 21 horas en el estadio Andrés Quintana Roo de Cancún.