Vetan al estadio León luego de violencia en la cancha

lunes, 9 de mayo de 2011

MÉXICO, DF, 9 de mayo (apro).- El estadio Nou Camp, sede del equipo León de la división de ascenso, recibió un juego de veto, luego de los disturbios del pasado fin de semana durante el juego entre el conjunto local y Xoloitzcuintles de Tijuana, correspondiente a las semifinales de la liguilla.
La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) también determinó una multa equivalente a mil 500 salarios mínimos contra el equipo León, propiedad de Jesús Martínez, dueño también del Pachuca.
El sábado anterior se suscitaron una serie de incidentes en el estadio Nou Camp, entre ellos invasión de cancha, la interrupción del  juego, además de una serie de objetos que los aficionados arrojaron al terreno de juego.
León quedó eliminado por global de 0-3 ante el Tijuana, que con medio boleto en la primera división nacional disputará la final ante el Irapuato, que comanda el veterano Cuauhtémoc Blanco.
La Comisión Disciplinaria castigó con un partido de castigo a los jugadores Juan Ignacio González y el panameño Blas Pérez, ambos del club León.