Blatter y los dopados: una declaración desmentida

viernes, 24 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La polémica que desató el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, con declaraciones en las que reveló que eran más de cinco los seleccionados mexicanos dopados con clembuterol, duró apenas unas horas, pues el máximo organismo de futbol aclaró que el directivo nunca dijo eso. La noche del miércoles 22, Blatter fue entrevistado por el reportero John Sutcliff de la cadena ESPN antes del partido entre México y Honduras de la Copa Oro, al que asistió el dirigente suizo. En el breve encuentro, Sutcliff le pidió al presidente de FIFA una opinión sobre el caso de los jugadores mexicanos Guillermo Ochoa, Antonio Naelson Sinha, Edgar Dueñas, Francisco Maza Rodríguez y Christian Hobbit Bermúdez, quienes están suspendidos y bajo investigación porque dieron positivo por clembuterol en un control antidopaje, presuntamente por haber ingerido carne contaminada con la sustancia prohibida. En un español imperfecto, Blatter respondió: “Eso fue naturalmente una sorpresa, pero cuando hemos recibido todos los documentos, y especialmente después de haber hablado con nuestro jefe de asuntos médicos, el profesor Jiri Dvorak, que es un especialista también del doping, hemos visto que son cinco jugadores que están en ese momento en una situación difícil, pero otros jugadores del mismo conjunto con el mismo producto. “Entonces, había definitivamente en unos alimentos, se habla del carne (sic). Es un tema difícil, un tema también muy de actualidad, como siempre cuando hablamos de doping, pero la Federación Mexicana de Futbol Asociada va a tomar todas las mesuras (sic), y nosotros estamos a disposición para ayudarla, porque ya este producto especial también la WADA (Agencia Mundial Antidopaje) se ocupa en ese momento de todos estos temas”, concluyó Blatter. El presidente de la FIFA no dijo más ni el reportero le inquirió nada. Horas después, muchos portales de información general y deportiva en México reprodujeron las declaraciones del dirigente del máximo organismo del futbol mundial. Así, las palabras de Blatter dieron sentido a las sospechas de los periodistas que, en días pasados, aseguraron en distintos medios que había más jugadores mexicanos que dieron positivo por clembuterol. Argumentaron que la mayoría estuvo concentrada en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), donde presuntamente consumieron la carne contaminada. Sin embargo, este viernes 24 la FIFA se encargó de aclarar que Joseph Blatter no quiso decir lo que comentó. La oficina de prensa del organismo señaló que el dirigente nunca dijo que hubiera otros seleccionados mexicanos contaminados con clembuterol, sino que se refirió a que en el mundo hay otros deportistas con casos de consumo de esa sustancia. Las declaraciones de Blatter, y luego las aclaraciones de la FIFA, han levantado aún más sospechas sobre el caso de dopaje mexicano. A dos semanas de que trascendiera el escándalo, la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) no se ha pronunciado sobre si exonerará a los jugadores o tomará una decisión más drástica, con el fin de evitar que la WADA impugne la sentencia que, seguramente, todo apunta a que favorecerá a los jugadores.

Comentarios