"Estoy limpio", asegura el utilero de la Sub-22

martes, 28 de junio de 2011
MÉXICO, D. F. (apro).- El utilero de la Sub-22, Jacobo Gómez, negó hoy su participación en el escándalo de prostitución que provocó la separación de ocho jugadores del plantel que se alista a participar en la Copa América. Desde Buenos Aires, Argentina, sede de la justa, Gómez negó la versión difundida ayer por la administración del Hotel Quito, donde se hospedó la Sub-22 previo al partido contra Ecuador, en el sentido de que él se había encargado de llevar a las sexoservidoras a las habitaciones de los ocho jugadores expulsados del equipo. “Quiero aclarar que estoy limpio, me duele la circunstancia”, dijo. Acompañado en todo momento por el entrenador Luis Fernando Tena, el utilero expuso en su defensa: “Vine con la ilusión de salir adelante con la institución. Tengo familia en Monterrey, sobre todo por la institución que represento, Tigres. Lamentablemente salió esa nota”. Gómez agregó: “la verdad ese fue el día más pesado de mi vida. Salimos a las 4 de la mañana del hotel para empacar para viajar a Argentina y el día que más trabajé me sacan cosas que no. Será que en el lapso que hubo ahí no sé qué pasó; no me consta, la mala fortuna”. Luis Fernando Tena defendió la inocencia de su auxiliar: “Jacobo trabaja muy bien. Ha sido muy importante para el grupo, y no tiene nada que ver, porque en Monterrey lo están atacando con todo y ya se hablan muchas cosas. Es un buen muchacho y una buena persona”. En México, el director de selecciones nacionales, Héctor González, sostuvo que no tienen ninguna versión de los hechos que involucren al utilero del equipo mexicano.