Lo de Monterrey, diferente a lo de Quito: González Iñárritu

miércoles, 29 de junio de 2011
MÉXICO, D. F. (apro).- El director de selecciones nacionales, Héctor González Iñárritu, rechazó que vaya a perder su cargo como le ocurrió a su antecesor Néstor de la Torre –hermano del seleccionador José Manuel-, después de sancionar a 13 jugadores del equipo mayor involucrados en la fiesta en Monterrey. “Son circunstancias diferentes, en aquel caso los jugadores no estaban de acuerdo, hubo ahí varios dimes y diretes de especulaciones, de que si la fiesta se permitió o no, que quién supo y quién no supo, si hicieron algo malo o no. Pero aquí se violó el reglamento y los ocho implicados aceptaron su culpabilidad con mucha vergüenza, ofrecieron disculpas y están muy apenados, y asumen su responsabilidad y el castigo”, dijo González. En conferencia de prensa en Argentina, donde el lunes debutará la diezmada selección sub-22 en la Copa América, el directivo abundó que los ocho jugadores suspendidos por llevar a prostitutas al hotel, aceptaron desde el martes “su culpabilidad. Hablaron con nosotros, son culpables y lo reconocen, y al final asumen la responsabilidad. Entonces no hay ningún problema”. Además dijo que aquí “no es de si es mi puesto o no. Esstoy aquí para dirigir, para coordinar y para brindar buenos resultados en la selección mexicana, pero tengo que velar por la responsabilidad y el compromiso de los jugadores ante la sociedad y ante la juventud, y voy a aplicar el reglamento de manera normal”. González Iñárritu también descartó que haya más implicados en el escándalo que derivó la suspensión de seis meses y una multa de 50 mil pesos de ocho de los jugadores de la selección sub-22. Los sancionados son Jonathan dos Santos, Israel Jiménez, Néstor Vidrio, Marco Fabián, Jorge Hernández, David Cabrera, Néstor Calderón y Javier Cortés.

Comentarios