Opacidad y derroche, marcan la gestión calderonista en el deporte

jueves, 1 de septiembre de 2011
MÉXICO D.F. (apro).- Lo que en materia de infraestructura deportiva reporta Felipe Calderón en su Quinto Informe de Gobierno pone de manifiesto una vez más la opacidad y el despilfarro con el que se han manejado los recursos federales durante la presente administración. El presidente Calderón dedicó apenas una página a ese rubro, en la que informa que el presupuesto asignado en 2011 es de 3 mil 228 millones de pesos, lo que representa un incremento del 28.4% en relación al monto que se ejerció en 2010. De esa cantidad, mil 139 millones de pesos serán destinados a obras que se realizarán en 334 municipios de los 32 estados del país durante el segundo semestre del año. En infraestructura estatal se ejercerán, dice, 437.6 millones de pesos en 13 obras, así como en la adquisición de equipamiento deportivo para 12 municipios. No se especifica en qué ciudades se realizará. Otros 660 millones se erogarán en el programa llamado “Infraestructura de polideportivos”, cuyas obras serán terminadas e inauguradas a finales de este año. Los estados donde se están construyendo este tipo de instalaciones son: Aguascalientes, Campeche, Nuevo León, Querétaro, Chihuahua, Tamaulipas, Sinaloa, Estado de México, Yucatán, Quintana Roo, Guerrero, Guanajuato y Distrito Federal, específicamente en las delegaciones Azcapotzalco y Miguel Hidalgo. Llama la atención el caso de Tamaulipas donde la construcción del Polideportivo inició desde 2010 y se había anunciado que la obra estaría lista en diciembre de ese año. En cuanto a los recursos otorgados para la infraestructura de los Juegos Panamericanos de Guadalajara, otro rubro en el que el despilfarro de dinero del erario no ha tenido límites, el titular del Ejecutivo dio a conocer que se destinaron otros 750.1 millones de pesos. Señala que dicho dinero se invertiría en la construcción de las siguientes instalaciones deportivas: centro acuático, estadio de atletismo, gimnasio de acondicionamiento físico, gimnasio de boxeo y artes marciales, instalaciones de frontones, trinquete y pelota vasca, estadio de voleibol de playa y patinódromo en la unidad deportiva “Revolución”. Otro tanto se utilizó en la adquisición de equipamiento técnico y deportivo del velódromo, complejo acuático y otras instalaciones deportivas, así como para la construcción de canchas de squash, BMX, remo y canotaje y la continuación de la certificación del Laboratorio Antidopaje ante la Agencia Mundial Antidopaje. Sin embargo, según la información difundida hasta ahora por el Comité Organizador, las únicas obras pendientes para este año son el estadio de atletismo y la Villa Panamericana, por lo que no queda claro cómo es que ese dinero se erogará en obras que ya están concluidas. Por si fuera poco, el gobierno federal destinó otros 170 millones de pesos para las obras de infraestructura deportiva que se realizan en el estado de Veracruz, que en 2014 será sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Otra obra a la que se le otorgaron recursos durante el presente ejercicio fiscal es el Centro Paralímpico de Irapuato, Guanajuato, a cuya construcción se destinaron 78.5 millones de pesos que servirán para terminar “la primera etapa” que comprende cancha techada de futbol 7, cancha de futbol 5, cancha de tenis, cancha de usos múltiples y equipamiento de pista de atletismo. Dicha obra también estuvo programada para llevarse a cabo con recursos otorgados durante 2010. Tampoco queda claro cómo es que se volvieron a entregar recursos para la misma. Conade Con un presupuesto sin precedente en la historia del deporte –cercano a los 5 mil millones de pesos–, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) contrató 355 entrenadores durante los primeros ocho meses de este año. De acuerdo con las cifras oficiales contenidos en el penúltimo Informe del Gobierno de Felipe Calderón durante los primeros ocho meses del año, la Conade erogó “poco más” de 15.8 millones de pesos en pagos a entrenadores en las 32 entidades federativas, así como en el IMSS, la UNAM y el IPN. Los gastos competen exclusivamente al programa de Talentos Deportivos que, de acuerdo con el Quinto Informe presidencial, sirvieron para atender a 10 mil 243 atletas en 33 disciplinas deportivas. “En este periodo se otorgó un presupuesto de 6.5 millones de pesos para contar con la asistencia de técnicos avocados a la preparación de los atletas beneficiados en las diferentes entidades deportivas”, consigna el informe. En el llamado sexenio del derroche, la Conade proyecta atender este año a 10 mil 760 atletas con el empleo de 355 entrenadores. Sin aportar cifras, el gobierno de Calderón se ufana que con los apoyos económicos brindados a la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) en el periodo de septiembre de 2010 a julio de 2011 se beneficiaron a 738 mil 688 atletas inscritos en el Sistema de Registro de Deportistas, de las 32 entidades federativas y cuatro entidades deportivas en 84 disciplinas. Calderón destaca también que, a través del Sistema Mexicano del Deporte de Alto Rendimiento (Simedar), se proporcionaron apoyos integrales a los atletas de alto rendimiento a través de sus respectivas federaciones para el ciclo olímpico. En ese sentido, se beneficiaron a 381 atletas de alto rendimiento del deporte convencional, así como a 117 atletas del deporte adaptado, de septiembre a diciembre de 2010, que representaron una erogación de 51.1 millones de pesos. Para el periodo enero-agosto, la cifra alcanzó los 49.7 millones de pesos para dar seguimiento a los programas de preparación de 746 atletas convencionales y 150 del deporte adaptado. Por cierto, el deporte mereció apenas cuatro páginas y media.

Comentarios