Anuncia Miguel Calero su retiro del futbol

jueves, 29 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Afectado por las lesiones y una considerable merma en su rendimiento de juego, el portero colombiano, naturalizado mexicano, Miguel Ángel Calero, del Pachuca, oficializó hoy su retiro de las canchas. El arquero eligió como la fecha de su adiós futbolístico la jornada 14 (22 de octubre), durante el juego contra los Pumas de la Universidad. Ello significa que el veterano portero se quedará a un juego de completar los 400 partidos en el profesionalismo, sólo en caso de que llegase a tener participación con el primer equipo. “Ha llegado el momento de decir adiós. Si volviera a nacer me llamaría Miguel Calero, sería portero y jugaría en Pachuca”, afirmó el guardameta entre solllozos y frente a una nutrida audiencia, en la que participaron la directiva, el cuerpo técnico, sus compañeros, así como pequeños de las ligas inferiores que lucieron un paliacate que les cubrió la cabeza en el gimnasio de la Universidad del Futbol. En lo que pudo ser su último acto oficial con el Pachuca, Calero fue despedido con las notas de la tradicional canción “Amigo”. Calero, de 40 años, jugó los últimos 11 años de su carrera deportiva con el Pachuca, con el que obtuvo cuatro títulos de liga, tres Copas de Campeones de Concacaf, una Superliga y una Sudamericana, que lo convierten en el portero extranjero más lauredo de la liga local. Con la selección de su país participó en tres Copas del Mundo. Miguel Ángel Calero nació el 14 de abril de 1971 en Valle del Cauca, Colombia. El 5 de septiembre de 2007, Calero fue internado de emergencia en una clínica privada de Monterrey tras sufrir mareos durante la concentración del equipo Pachuca, con miras al partido contra Tigres –fecha 5– del torneo Apertura 2007. Y en mayo de 2010 fue operado del hombro izquierdo por un problema derivado de un clavo que le colocaron en su primera operación, ocurrida en el 2000. Apenas en marzo pasado, el guardameta volvió a pasar al quirófano para retirarle el clavo implantado en el hombro izquierdo y con ello solucionar la fibrosis que le afectaba en su vida deportiva y personal.

Comentarios