Quirarte convirtió un Ferrari en un VW: Vergara

lunes, 23 de enero de 2012
MÉXICO, D. F., 23 de enero (apro).- El dueño de las Chivas del Guadalajara, Jorge Vergara, se arrepintió hoy de poner el equipo en manos de Fernando Quirarte al afirmar que “le dimos un Ferrari y lo convirtió en un Volkswagen”. “Fue una grave equivocación. Yo tengo mi parte de responsabilidad, fue por delegar al ciento por ciento... creo que me equivoqué al aceptar que Ortega (Rafael, el director deportivo) eligiera a Quirarte”, dijo. Vergara pareció contradecirse en referencia al nombre del entrenador que ocupará la vacante de Quirarte, pues dijo que “Rafa Ortega trabajará en estos días por buscar a alguien para reemplazar al entrenador”. Sin embargo, subrayó que se buscará a alguien “que conozca el entorno”. En declaraciones al programa radiofónico Raza Deportiva, el empresario que en los 10 años que lleva al frente del equipo sólo ha conseguido un título, comentó también que en “los últimos tres partidos el equipo estaba como una gallina que le cortas la cabeza”. Además, hizo patente su enfado por la forma en que Quirarte dejó el cargo –a través de una carta firmada que entregó al propio Ortega después de la tercera derrota en fila y con el equipo en el sótano de la clasificación general: “Renunció Quirarte sin avisar. Según Rafa Ortega, Quirarte estaba confundido, no sabía a quién poner, a quién alinear”, y anticipó incluso que ahora el exentrenador de las Chivas “va a echar culpas a todos: falta de presupuesto y hasta a mí”. Jorge Vergara reveló también que los jugadores se quejaban del planteamiento táctico y de los entrenamientos de Fernando Quirarte, quien apenas en el torneo anterior clasificó al equipo como líder de la competencia general. No obstante, fueron eliminados en cuartos de final ante el Querétaro. Reconoció que el anterior técnico, José Luis Real “dejó al equipo para que el que llegara le diera continuidad, pero se le entregó a alguien que no estaba preparado”. Y admitió que intentó contratar a los mundialistas Pablo Barrera y Efraín Juárez, “pero ellos no quieren volver al futbol mexicano”. Por su parte, Quirarte agradeció a Vergara la “oportunidad” que le dio para dirigir a las Chivas, pero no quiso opinar acerca de las declaraciones que la mañana de este lunes hizo el dueño del equipo. En entrevista con la cadena televisiva ESPN, Quirarte sólo tuvo palabras de agradecimiento al dueño del club rojiblanco. “Lo único que puedo comentar es que le tengo un profundo agradecimiento a Jorge Vergara, Angélica Fuentes (presidenta ejecutiva de Grupo Omnilife-Chivas) y a Rafael Ortega (director deportivo) por darme la oportunidad de dirigir al equipo de mis amores, al equipo al que yo quiero mucho”, declaró Quitarte. Sin decir abiertamente que considera injusto que se haya juzgado su desempeño tras apenas haber dirigido tres partidos, Quirarte echó mano de los números para defender su trabajo –sin mencionar que en la liguilla del torneo pasado Chivas sucumbió en cuartos de final ante Querétaro--, y aclaró que prefirió renunciar para no seguir afectando al equipo. “Yo llego al equipo con una problemática. Por algo llegué. En ese tiempo (torneo pasado) entregué el equipo como líder general, con tres ganados, tres empatados y cero perdidos. En este nuevo torneo, lógico, al llevar tres partidos perdidos, tomo la determinación, nada fácil, de hacerme a un lado para no seguir perjudicando a esta institución que quiero mucho, (pero) yo creo que no se puede calificar a un entrenador con tres partidos. “Al final de cuentas en el futbol hay adversidades que a veces no puedes quitarlas. Es lo único que puedo decir”, soltó el Sheriff.

Comentarios