Márquez y Peña, "un combate" de elogios

viernes, 14 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Con las huellas de su más reciente combate en el rostro, el campeón mundial welter, Juan Manuel Márquez, puso un toque de formalidad en su encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional. Sobre todo, cuando el boxeador capitalino firmó y entregó al mandatario los guantes con los que venció al filipino Manny Pacquiao el pasado sábado en Las Vegas, Nevada. El púgil nacido en 1973 ratificó que su victoria la dedicó a su familia, a su país, “y en especial al señor Presidente”. En un atiborrado Salón Tesorería de Palacio Nacional, Márquez calificó así a Peña Nieto: “Puedo decir con mucho orgullo que es el líder de una nación de vencedores, de mujeres y hombres que, cuando se proponen algo, lo logran por muy difícil que parezca”. El sábado 8, Márquez, de 39 años, volvió a activar la polémica después de dedicarle el triunfo a Peña Nieto apenas derrotó a Pacquiao en el sexto round con un “nocaut perfecto”, como él mismo calificó en su momento el golpe fulminante. Hace poco más de un año, el 1 de noviembre de 2011, un día antes de que se celebraran las elecciones estatales en Michoacán, el pugilista exhibió en su calzoncillo un logotipo del PRI, durante una pelea previa que sostuvo contra Pacquiao, en Las Vegas. A consecuencia de ese detalle, el boxeador tuvo que pagar una multa de 29 mil 310 pesos que le impuso el Instituto Federal Electoral (IFE). En esta ocasión, Márquez expresó al Presidente: “Le quiero hacer entrega de los guantes con los cuales se le venció al peleador filipino, que decían que era invencible; un peleador difícil de ganarle”. El mandatario correspondió el gesto del boxeador: “Son guantes no para noquear a alguien, sino para lograr muchos triunfos y dar muchos golpes en favor de México, en favor de que México tenga una senda de triunfo, de progreso, de desarrollo y de oportunidades para todos los mexicanos”. Y se comprometió a tener presente los guantes de Juan Manuel “como motivo de gran inspiración para las muchas tareas que vienen por delante en beneficio de los mexicanos”. Peña Nieto sostuvo que Márquez es un ejemplo para todos los mexicanos y que el nocaut que puso en la lona a Pacquiao dio a “los mexicanos la gran satisfacción de saberse que somos triunfadores. Y es claro ejemplo de que todo México puede ser un país triunfador”. Luego, el político priista pidió a su secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, y al director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Jesús Mena, presentes en el acto, “dar orientación a las políticas públicas que he instruido para el deporte, que habremos de compartir con todos los mexicanos en un propósito: que México tenga más campeones en todas las disciplinas. “Como en el box, en el futbol, en el voleibol, en todas las disciplinas necesitamos tener más campeones. Y los vamos a tener porque el ejemplo de Juan Manuel nos deja ver que sí se puede, y vamos por más”. Por su parte, el boxeador agradeció “profundamente el honor que me ha hecho en esta invitación” y consideró el homenaje como la renovación del compromiso de Peña Nieto con los deportistas mexicanos, pero “sobre todo para mí, en este momento, un anhelo más que se cumple y un momento que no podré olvidar en toda mi vida”, aseguró.

Comentarios