Proclaman a Muhammad Alí "Rey del boxeo de todos los tiempos"

lunes, 3 de diciembre de 2012
CANCÚN, Q. Roo (apro).- El excampeón mundial de peso completo Muhammad Alí fue coronado hoy como “Rey del boxeo de todos los tiempos”, en el marco de la apertura de la 50 Convención del Consejo Mundial de Boxeo, (CMB), que se celebra en este destino turístico. Después de dos décadas, el legendario púgil, antes conocido como Cassius Clay, hoy de 70 años y aquejado por el Mal de Parkinson, reapareció públicamente esta mañana en los salones del hotel Grand Oasis, en medio de prolongada ovación del medio boxístico: “¡Alí, Alí…”, y aunque por su deterioro físico no pudo pronunciar palabras, demostró su emoción. Fueron el ucraniano Vitali Vladimirovich Klitschko, Doctor Puño de Hierro, actual campeón mundial de los pesos pesados del CMB, y el mexicano Julio César Chávez, ganador de cinco títulos mundiales en tres diferentes divisiones de peso, los encargados de ceñir la corona al rey Alí. De manos del actual campeón peso superwelter del CMB, Saúl Canelo Álvarez, y el poseedor del título mundial de peso mediano, Gabriel Maravilla Martínez, el expúgil estadunidense recibió el cinturón y la capa, respectivamente. El evento reúne, entre otros, a personalidades del boxeo internacional, como José Sulaimán, actual presidente del CMB, cuyo relevo o permanencia en el cargo se definirá en este encuentro que concluye el sábado 8, así como los pugilistas Humberto Chiquita González; Francisco Javier Castillejo, El Lince de Parla, y Gustavo Hernán Guty Espadas Cruz. Además, estuvieron Gustavo Espinosa Espadas Jr.; Mariana La Barbie Juárez; Rodolfo Rudy López; Domenico Espada, y Celestino Pelenchin Caballero. La corona de Muhammad Alí, que lleva grabada su nombre, pesa dos kilos y está bañada en oro de 24 kilates. Fue elaborada por el mexicano José Briseño. La bata de finas telas, que tiene como detalles cristales de bohemia y un peso de ocho kilos, fue diseñada por el mexicano Lázaro Mortero. Esta es la segunda ocasión que el CMB lleva a cabo su convención anual en este polo turístico, ya que la primera la realizó en 1992, en un encuentro donde se aprobó el cambio de la ceremonia de pesaje de ocho horas.  

Comentarios