El cuarto combate contra Pacquiao, será la guerra: Márquez

viernes, 7 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El pugilista Juan Manuel Márquez declaró después de cumplir el trámite de la báscula sin problemas que la pelea contra Manny Pacquiao este sábado en Las Vegas, Nevada, “será la guerra”. “No es la pelea más grande, pero sí la más importante porque quiero demostrar quién es el más grande… será la guerra”, dijo. Se trata de la cuarta batalla que librará el veterano boxeador mexicano contra el filipino Pacquiao, con quien volverá a encontrarse tras el controvertido fallo de los jueces, que sorpresivamente dieron como vencedor al campeón en noviembre de 2011 justo en el lugar donde ha sido pactada la revancha, Las Vegas, Nevada, este sábado 8. “Lo único que le pido a los jueces es que sean objetivos”, demandó Márquez. El peleador mexicano, quien registró un peso de 143 libras contra 147 de su oponente, refirió en rueda de prensa que se ha preparado intensamente los últimos cuatro meses. “Esta pelea es más difícil; será una guerra e invito a la gente que la vea”, dijo el mexicano, de 39 años, cuyo físico levanta suspicacias en la esquina del contrincante: El manager de Pacquiao, Freddie Roach, afirmó en días pasados que Juan Manuel no luce como un peleador que haya aumentado de físico de forma natural. Lo anterior generó la rápida reacción de Márquez: “Vamos juntos y me someteré a cualquier prueba que quieras”, lo retó. El preparador físico de Juan Manuel, Ángel Guillermo Heredia, quien amenazó con demandar al entrenador de Pacquiao, dijo el jueves 6: “Siempre hemos tenido la disposición de hacer los exámenes, pero desgraciadamente la comisión no piensa cambiar la forma de hacer sus exámenes, y yo no puedo cambiar eso... Nosotros no tenemos problemas”. “No sé si Roach tenga carrera universitaria, pero de ciencia no sabe nada y por lo mismo no tiene que hablar de esa manera sobre la preparación física de Juan Manuel”, continuó Heredia, quien fue acusado de suministrar esteroides y hormonas de crecimiento a atletas como la estadunidense Marion Jones. La ceremonia de pesaje fue seguida por docenas de seguidores de ambos pugilistas en el MGM Grand, de Las Vegas, donde las apuestas favorecen a Pacquiao en proporción de 3-1. De las tres peleas anteriores, los jueces decretaron un empate en la primera y en las dos últimas la victoria favoreció al filipino. En esta cuarta contienda no estará en juego ningún título.

Comentarios