Tres seleccionados de Egipto anuncian su retiro

jueves, 2 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Los jugadores de la selección de Egipto y del club Al-Ahly, Mohamed Aboutrika, Emad Moteab y Mohamed Barakat, anunciaron su retiro del futbol luego de haber presenciado los sangrientos enfrentamientos entre aficionados en el partido de la Liga local en el que el Al-Masry se impuso 3-1. Aboutrika y Moteab declararon al canal Al-Ahly TV que no quieren volver a jugar después de los incidentes que hasta ahora han dejado un saldo de 74 muertos y 248 heridos en el estadio del puerto mediterráneo de Port Said. Por su parte, Barakat señaló que no descarta volver a las canchas, pero precisó al canal que no jugará hasta que haya castigos por la gente que murió acuchillada, aplastada o asfixiada en una estampida, situación que ya es considerada como el peor acto de violencia en el futbol desde 1996. El técnico portugués de Al-Ahly, Manuel José, también solicitó al club que juega en El Cairo que rescinda su contrato para que pueda regresar a su país. En tanto, la junta directiva de la Federación Egipcia de Futbol fue disuelta y sus miembros recibieron la orden de declarar ante los fiscales sobre el enfrentamiento. El Primer Ministro Kamal el-Ganzouri anunció las medidas en una sesión de emergencia del Parlamento, así como la renuncia del gobernador de Port Said y del jefe de la policía local. El Ejército anunció tres días de luto nacional. El enfrentamiento comenzó cuando los aficionados del club Al-Masry, armados con cuchillos, palos y piedras, entraron a la cancha luego del sorpresivo triunfo 3-1 sobre Al-Ahly. Los fanáticos persiguieron a los hinchas y jugadores del equipo contrario, que corrieron hacia las salidas y las gradas para escapar. Muchos egipcios han responsabilizado a la policía y a los militares que gobierna el país de no haber evitado los disturbios. Varios legisladores acusaron a las fuerzas de seguridad de haber actuado intencionalmente, a fin de avivar el clima de inseguridad que vive Egipto desde el derrocamiento de Hosni Mubarak hace un año. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, le pidió al presidente de la Federación Egipcia de Futbol, Samir Zaher, que rinda cuentas acerca de la tragedia. “Hoy es un día de luto para el futbol y tenemos que tomar medidas para asegurarnos que nunca vuelva a suceder una catástrofe así. El futbol es un ente del bien, y no podemos permitir que se aprovechen los que desean el mal”, le escribió Blatter al presidente de la asociación egipcia.

Comentarios