Cesan a jefe de seguridad por meter cervezas al autobús de Chivas

jueves, 29 de marzo de 2012 · 19:10
MÉXICO, D.F. (apro).- La directiva del club Guadalajara despidió al jefe de seguridad del equipo por introducir cervezas en el autobús oficial que trasladaba al primer plantel de Querétaro a la capital jalisciense. Sin embargo, el ahora exjefe de seguridad de las Chivas, Saúl de Luna, argumentó que no fue él quien compró el producto, pero reconoció que introdujo las bebidas a la unidad para evitar que los jugadores fueran descubiertos con cervezas por los aficionados. “La máxima autoridad dentro del campo, en el vestidor, en los autobuses, es el cuerpo técnico. Ellos desconocían el reglamento, y es por eso que hay una autorización previa y hay una versión equivocada. En ningún momento bajé a comprarlas, bajé a hacer mi escolta de mi equipo, y en ese momento fue que me percaté de algunas cosas y fue cuando intervine”, relató Luna al programa Raza Deportiva, de ESPN. Y aceptó que parte del cuerpo técnico que encabeza Ignacio Ambriz descendió del autobús para realizar las compras. “En el momento en que intervengo las cubro, las subo al autobús, pero habiendo un permiso. No nos estamos escondiendo ni de la directiva ni de los entrenadores, simplemente quería evitar que la afición, que estaba esperando para tomarse una foto, se llevara una mala impresión”, relató. Reconoció que “los jugadores también tuvieron su parte de culpa, asumieron que se equivocaron, y el cuerpo técnico también fue muy solidario con mi persona. Obviamente se tomó esa decisión, el hilo se rompe por lo más delgado en una sociedad en la que algunas veces no nos quitamos algunos tabúes”. Refirió que tanto los jugadores veteranos del equipo, como el cuerpo técnico, “en este caso el señor Ambriz, El Capi Perales, El Profe Olaf (Heredia), todos fueron muy solidarios; asumieron su responsabilidad. Insistían en que la culpa había sido solamente de ellos y que no era justo que a mí se me despidiera. No se logró mayor cosa, pero me voy con eso, me queda el aprendizaje”. Según el exjefe de seguridad del equipo, no se consumieron más de 16 cervezas. Los hechos ocurrieron el sábado 17 después del partido entre Querétaro y Guadalajara, en el estadio Corregidora, correspondiente a la jornada 11 del torneo Clausura 2011. Durante el traslado del primer equipo, el entrenador Ignacio Ambriz se bajó en una de las casetas de cobro para viajar directamente al Distrito Federal.

Comentarios