Festeja con "borrachera de locos" multimedallista Wiggins

jueves, 2 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx). El británico Bradley Wiggins festejó su séptima medalla olímpica, y cuarta de oro, con una gran borrachera que comentó paso a paso en Twitter. Tras su victoria del miércoles en la prueba contra reloj, el ciclista comenzó a publicar en Twitter fotos y comentarios de su festejo personal cerca de la Catedral de San Pablo. Primero anunció que se iba a pegar una "borrachera de locos". Y confirmó su dicho subiendo una foto posando con un trago en una mano y haciendo la V de la victoria con la otra, con el comentario "emborrachándome". Más adelante calificó su juerga: "tremenda borrachera... esto ha sido algo muy emocionante". Con su triunfo en la prueba contra reloj Wiggins pasó a ser el deportista británico que más medallas olímpicas ha cosechado. Su victoria se produjo pocas semanas después de que conquistase el Tour de Francia. La vida de Wiggins ha estado cercana a episodios de alcohol y delincuencia. De acuerdo con un cable de la agencia AFP, el emblemático ciclista ha reconocido que tenía todos los boletos para acabar enganchado a la droga y la delincuencia. Después de ganar oros en las pruebas de persecusión individual y por equipos en Beijing 2008 y dar el salto al ciclismo de ruta declaró: "Creo que la clave fue perder peso. En los Juegos de Beijing pesaba 82 kilos y ahora sólo 71, bajar tanto sólo se consigue con entrenamiento y trabajo. "Y dejando la bebida, ya que yo antes era casi alcohólico", admitió. Wiggins nació en 1980 en Bélgica per a los dos años se mudó con su madre a un suburbio problemático de Londres, donde compartió su infancia con pequeños delincuentes y donde el alcohol y las drogas estaban casi omnipresentes en cada parque, concluye el relato de la agencia AFP.

Comentarios