Rechaza Gómez Junco censura de Televisa

jueves, 9 de agosto de 2012
MONTERREY, N.L., (proceso.com.mx).- El periodista deportivo Roberto Gómez Junco Livas aseguró que dejó Televisa por decisión propia, debido a que se había cansado de viajar durante más de cinco años los domingos, de Monterrey a la capital del país, para participar en el programa La Jugada. Además, en la edición deportiva de Televisa, el formato había provocado la reducción del espacio dedicado al futbol, su especialidad, y su participación había disminuido. Afirma, en entrevista, que no hubo ruptura con los mandos de la televisora de Emilio Azcárraga, por su estilo crítico que lo llevaba a reprochar, incluso, a le empresa que lo contrató. Javier Alarcón, jefe de deportes de Televisa, lo invitó y al mismo directivo le notificó su decisión de retirarse para seguir proyectos personales. Explica el exfutbolista profesional: “No hay una razón en especial de mi salida, simplemente sentí que era el momento oportuno para interrumpir la relación. Estuve muy a gusto en cinco años y medio. El trato que recibí fue excelente e impecable, sobre todo de Javier Alarcón que fue el que en su momento me buscó”. “Disfruté mucho estar ahí, pero en esta última parte era para mí muy desgastante el viaje semanal para participar en La Jugada, un espacio importantísimo pero sentía que era mucho el esfuerzo cada semana y, como era inevitable en la televisión abierta, los formatos se van reduciendo, los espacios se van haciendo menores y ya no lo disfrutaba con la misma intensidad que tuvo en su momento”. Como parte de la separación, a partir de ahora se despide también de las transmisiones de los partidos de la liga mexicana en los que era comentarista. Agradeció que la empresa le asignara únicamente los partidos de Rayados de Monterrey, en el estadio Tecnológico, en su ciudad de residencia. “Después de muchos años de hacerlo eso va pesando. Eso influyó en que ya no lo disfrutara al mismo nivel”, explica. Laboralmente desmotivado, decidió concluir la relación antes de que se deteriorara. Dijo que aprovechó la coyuntura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 para darle un giro a su vida. A Alarcón le notificó su decisión por mail la semana pasada, y después intercambió con él telefonemas para formalizar la separación. Inicialmente, el directivo y cronista de Televisa se sorprendió, pero terminó por aceptar la decisión del regiomontano. Fue así como las partes acordaron notificar a la afición el miércoles, vía Twitter, el adiós. A pregunta directa, respondió que no lo corren, ni se va por motivos relacionados por la censura. “Nunca me pusieron ninguna traba y lo agradezco. Sé lo que mucha gente puede pensar de Televisa viéndola desde afuera, y cada quien puede tener sus motivos, pero a mí nunca me pidieron que no mencionara algún asunto. Yo tengo mi autocrítica y me responsabilizo de lo que digo y escribo. De Televisa recibí un respeto completo. No me voy porque me censuran, para nada”, dice. A cuadro, en La Jugada, Gómez Junco no participaba en los segmentos cómicos. Los televidentes lo veían serio, impertérrito mientras los artistas interactuaban con los demás comentaristas. Antes de ingresar al equipo de analistas, le aclaró a Alarcón que no deseaba participar activamente en los sketches. Dice que no está en desacuerdo con el humor en los programas deportivos, pero siente que involucrarse en esas rutinas no es su lugar en la televisión. “A mí me pueden gustar mucho algunos comediantes, pero no creo que mi papel sea interactuar con ellos. Cuando veo la televisión me parece genial lo que hacen Eugenio Derbez, Facundo o Adrián Uribe, pero de eso a interactuar con ellos no lo haría. Quedó así establecido desde el principio y se respetó por completo”, señala. Roberto ha estado prácticamente toda la vida cerca del futbol. Se retiró como jugador con Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León en 1988, luego de una larga carrera como profesional, donde se desempeño en la media cancha. Estuvo, entre otros equipos, con Rayados, Chivas y Toluca. Tuvo una convocatoria a la selección Mexicana, bajo el mando de Raúl Cárdenas. Tras retirarse, Gómez Junco se dedicó al periodismo deportivo como editorialista. Ingresó a TV Azteca en la época en que José Ramón Fernández era el jefe y a principios del nuevo milenio, tras once años, dejó la empresa de Ricardo Salinas. La razón fue similar, dice el regiomontano, pues ahí también sintió que su relación se había desgastado y dejó la televisora del Ajusco en buenos términos. A partir de ese momento estuvo tres años alejado de las pantallas escribiendo sus columnas futboleras, donde tiene su espacio desde hace más de 23 años para los diarios del grupo Reforma empresa a la que, a través, de El Norte, había iniciado colaboraciones. Hasta que Alarcón lo invitó a regresar a cuadro, en el espacio deportivo estelar de Televisa. Por ahora, el articulista se dedicará a descansar, a replantearse proyectos y analizar ofertas. “Pero no me asusta si nadie me habla. La vez pasada entre TV Azteca y Televisa estuve tres años fuera sin programa. La tele nunca ha sido algo que yo necesite en cualquier sentido”, señala. Actualmente el analista se ocupa, junto a sus dos hijos, de una aplicación denominada Roloj MX, enfocada al entretenimiento mediante la cuál, quienes lo suscriban, podrán seguir las estadísticas, calendario y pronósticos del torneo mexicano a través del teléfono celular.            

Comentarios