Es improcedente la demanda de Mario Carrillo, dice la UNAM

miércoles, 16 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fijó hoy su postura en relación con la demanda laboral interpuesta en su contra por el exdirector técnico de los Pumas, Mario Carrillo, en la que reclama el pago de prestaciones. En la demanda ante la Junta de Conciliación y Arbitraje el pasado 19 de diciembre, según consta en el expediente número 855/2012, Carrillo Zamudio, quien fue despedido de la dirección técnica de los Pumas el pasado 28 de octubre tras perder 1-0 ante el América, pretende además que se le restituya en el cargo. La UNAM emitió un comunicado en el que sostiene que la demanda es improcedente porque entre Carrillo y la institución “no existe ni ha existido vínculo laboral alguno”. Además, afirma que opondrá sus excepciones y defensas en el juicio respectivo, y hará valer sus derechos. En el comunicado, la UNAM establece también que la parte actora afirma que la UNAM y el club forman una “unidad económica de producción de bienes y servicios”, en términos del artículo 16 de la Ley Federal del Trabajo, que textualmente dice: “Para los efectos de las normas de trabajo, se entiende por empresa la unidad económica de producción o distribución de bienes o servicios y por establecimiento la unidad técnica que como sucursal, agencia y otra forma semejante, sea parte integrante y contribuya a la realización de los fines de la empresa”, algo que, subraya la UNAM, resulta inaplicable. La UNAM se deslinda absolutamente del club porque –explica– tienen personalidades jurídicas distintas y los vínculos que mantienen se sustentan en convenios, contratos y, en general, en instrumentos jurídicos que se acordaron entre dos personas morales distintas, como en realidad lo son. Asimismo, menciona que la Universidad es una institución que no persigue fines de lucro y está dotada de plena capacidad jurídica y patrimonio propios; además, tiene como objetivos la docencia, la investigación y la difusión de la cultura. En cambio, acota, el Club Universidad Nacional AC, es una asociación civil, cuya personalidad jurídica, patrimonio y fines son totalmente distintos a los de la UNAM. “Están orientados a la organización y administración del equipo de futbol y, en su momento, el club se vinculó con el c. Carrillo Zamudio”.  

Comentarios