Emprende el SAT segundo embargo contra el Puebla

martes, 22 de enero de 2013
PUEBLA, Pue. (apro).- El club Puebla fue objeto de un segundo embargo por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en lo que va de la actual gestión del propietario del equipo, Ricardo Henaine. Esta vez el SAT ordenó el aseguramiento precautorio de la cuenta bancaria 01720188545706 de Banco Azteca, a nombre de la empresa Futbol Soccer S.A., perteneciente a esa franquicia. La cuenta había sido embargada el 7 de diciembre pasado por disposición del administrador local de Auditoría Fiscal Sur de Puebla. El artículo 145-A del Código Fiscal de la Federación establece aplicar este tipo de acciones precautorias cuando los contribuyentes se oponen al ejercicio de las facultades de fiscalización del SAT, así como a entregar su contabilidad o incurran en conductas de obstrucción. Sin embargo, el miércoles 16 Alfonso Ortiz López, juez quinto de distrito en San Andrés Cholula, otorgó una suspensión definitiva a la demanda de amparo promovida por Futbol Soccer. Apenas el lunes 14 personal del SAT impidió entrenar al plantel de jugadores del equipo poblano en el estadio Cuauhtémoc, al embargar algunas de las propiedades del club por supuestos adeudos fiscales. En el operativo, el personal del SAT confiscó el autobús del equipo, muebles de oficina y hasta la pantalla de televisión donada por el entonces jugador del equipo, Duilio Davino, actual comentarista de Televisa. “Ups… Sorpresa de buena mañana: nos embargan el estadio. Realmente, esto empieza a ponerse feo, no saldrá nada bueno para el Puebla”, escribió ese día uno de los jugadores, el español Luis García, ahora en las filas de Pumas de la Universidad. Equipos como el Guadalajara, Cruz Azul, Atlante, San Luis, Estudiantes Tecos, así como los planteles del Grupo Televisa, América y Necaxa, se han visto involucrados en problemas con Hacienda. América y Cruz Azul perdieron en 2007 juicios contra créditos fiscales por 57.3 y 22.8 millones, respectivamente, por omisiones en retención de ISR, mientras que en 2009 el SAT ordenó embargar cuentas y marcas registradas del Atlante por una deuda de 58 millones de pesos. -fin de texto-

Comentarios