Reportan mejoría en estado de salud de Noé Hernández

jueves, 3 de enero de 2013
MÉXICO, DF, 3 enero (apro).- El más reciente parte médico sobre el estado de salud del medallista olímpico Noé Hernández indica que sigue en franca mejoría y que, en unos de nueve días, podría ser dado de alta del hospital. El neurocirujano Carlos Castillo Rangel informó que este jueves el exmarchista se levantó de la cama asistido por personal médico y que pudo caminar un poco. Además, informó que ya se le quitó una sonda gasogástrica para su alimentación y está consumiendo alimentos; aparte, se le retiró una sonda urinaria. “Presenta un lenguaje coherente, pero incongruente; hoy tiene 50% menos agitaciones psicomotrices en relación a ayer. Le hicimos un examen minimental para ver su memoria y su estado de orientación en persona-espacio y tuvo un porcentaje de orientación de 17 a 30%” máximo, detalló. Según el especialista, el cuadro médico “ya no grave ni crítico, solamente persiste el riesgo, que ya va disminuyendo, de una infección del sistema nervioso central”. El médico también aclaró que Hernández aún no está en condiciones de declarar ante el agente del Ministerio Público para dar cuenta de la agresión que sufrió la madrugada del domingo 30 de diciembre, cuando recibió un disparo en la cabeza en el interior de un bar ubicado en el municipio mexiquense de Nezahualcóyotl. “Aún no está en condiciones de hablar con el Ministerio Público, por la cuestión minimental, que está en 17%; un paciente en otras condiciones --no como las de él-- se consideraría demenciado”. No obstante, subrayó que “se va a seguir practicando este examen a diario para ver cómo va subiendo su puntaje; y será hasta que él tenga un puntaje arriba de 30% cuando podrá dar su declaración ministerial”. Castillo Rangel también explicó que Noé Hernández “ya fue evaluado por psiquiatría para que pudiera ayudarnos a calmar la agitación que tenía; ésta disminuyó mucho, en 50% o 60%”. Sobre la pérdida de visión completa en el ojo izquierdo y parte de la del derecho, el doctor Rangel aclaró que hasta ahora Noé Hernández no ha preguntado nada y tampoco se le ha informado de su condición. El exmarchista sólo refiere un “no alcanzo a distinguir bien”. “Necesitaremos hacer una resonancia magnética, específicamente de ojo para poder saber si recupera algo de la vista, medir la presión intraocular, varios exámenes para valorar su órbita y las capas internas. “No ha preguntado por qué está en el hospital. Ya puede responder que se encuentra bien, que se siente bien, ya saludó a sus familiares y a un amigo. Tiene un trastorno de memoria por el lóbulo temporal y aún hay riesgo de otras complicaciones, por eso sigue en estado delicado, pero van disminuyendo paulatinamente los riesgos y las posibles complicaciones”, puntualizó el galeno.

Comentarios