Final de alarido y triunfo de Baltimore sobre San Francisco por 34-31

domingo, 3 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- En un final dramático, Baltimore se impuso 34-31 San Francisco y consiguió el Super Bowl XLVII. Los Cuervos llegaron a tener una ventaja de 28 a 6, pero los 49ers acortaron a 28-20 en el tercer cuarto y ya en el último periodo la ventaja se acortó a 34-29 y, por un castigo, faltando escasos segundos para concluir se cerró a 34-31. Con el juego agonizante, San Francisco se quedó a cinco yardas de la anotación que les hubiera dado el épico triunfo. Cuando Baltimore tenía la amplia ventaja de 28-6 y el ritmo del partido apuntaba a una victoria sin contratiempos, ocurrió una falla en el suministro de energía del recinto de Louisiana provocando el primer apagón en la historia del Super Bowl y la suspensión del juego por 40 minutos. Tras la pausa, vino la reacción de San Francisco, el partido se volvió de alarido y la voltereta se quedó a un suspiro de consumarse.

Comentarios