Hugo Sánchez fue espiado en su paso por el Rayo Vallecano

viernes, 1 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En su fugaz paso por el Rayo Vallecano, de España, Hugo Sánchez fue objeto de “un exhaustivo” espionaje por detectives contratados “exclusivamente” por el entonces apoderado del equipo, José María Mateos. El diario español La Gaceta presentó en su edición de hoy los informes de dicho seguimiento al ahora exfutbolista mexicano, quien jugó para el Rayo Vallecano en la temporada 1993-94. “Hugo Sánchez recibió el marcaje más férreo de toda su carrera en su breve, pero ajetreada etapa como jugador del Rayo a instancias de Ruiz Mateos, empeñado en colocar al futbolista en cualquier renuncio o comportamiento irresponsable”, destaca el periódico. Agrega que el dossier incluye el seguimiento al jugador hasta uno de los restaurantes que solía frecuentar en la capital –La Nicolasa-. “Muchas de las jornadas de trabajo de los detectives que le vigilaban, como se detalla en las partes de observación, comenzaban de noche y concluían de madrugada. Ruiz Mateos persiguió con ahínco a Hugo sin escatimar medios para clavarle el aguijón de la abeja”, puntualiza el diario. De acuerdo a la publicación, la investigación ordenada por Mateos también incluyó a la esposa de Sánchez, Isabel, así como a su representante José Manuel Sánz. Incluso, el informe dejó al descubierto la vida íntima de Hugo Sánchez, quien habría sostenido un romance fuera del matrimonio con la periodista española Julia Otero. La publicación agrega que durante su relación con Otero, el delantero realizó viajes en vuelos privados a Barcelona, Palma de Mallorca e Ibiza. La Gaceta indica que los documentos también detallan los problemas de la anterior esposa de Hugo, Emma Portugal, con la justicia mexicana por deudas contraídas, además del “oscuro pasaje” de su actual esposa. “Así se las gastaba Ruiz Mateos, quien no escatimó medios para la guerra que mantuvo con un difícil enemigo. El seguimiento de los detectives, que comenzaba muchas veces al finalizar los entrenamientos del Rayo Vallecano, está detallado en este informe que específica, además, las partes de localización de un chalé, siete apartamentos y dos plazas de garaje, así como dos vehículos, todos ellos propiedad de Hugo Sánchez”, refiere el diario. El periódico recuerda que la tirante relación entre Hugo y el dirigente del Rayo Vallecano “derivó en una guerra abierta con acusaciones mutuas que acabaron en los tribunales”. La publicación dice que en la exhaustiva investigación a Hugo se descubrió que el jugador fue objeto de análisis sorpresa por el club.

Comentarios