Bayern le pasa por encima al Barsa y lo golea 4-0

martes, 23 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Con un Leo Messi físicamente mermado, el Barcelona recibió su mayor humillación de los últimos años en su visita al Allianz Arena, donde fue derrotado 4-0 por el Bayern Munich, que lo mismo golea en la Bundesliga –en la que ya levantó la copa– que en la Liga de Campeones, donde prácticamente sentenció el pase a la final. Las anotaciones de Thomas Müller (2), uno más de Mario Gómez y otro de Robben pusieron cuesta abajo al que es considerado el mejor equipo del mundo, que ahora necesitará golear el próximo miércoles al Bayern para acceder a la final del 25 de mayo en Wembley. Y un dato salta a la vista del letargo azulgrana, cuya presencia ofensiva en los 90 minutos del juego se reflejó con un solo remate a la puerta alemana, a través de Messi, al minuto 29. Con polémica arbitral incluida, el equipo alemán exhibió un futbol dinámico, demoledor, pero sobre todo lució su poderío físico, tanto que al minuto 1 el francés Ribéry casi mete el primer gol de no haber mediado la oportuna intervención del portero Valdés, quien evitó al menos una goleada más abultada. Al minuto 25 llegó el primer gol con un cabezazo en la línea de meta tras un servicio cedido por Dante, también con la testa. Por si fuera poco, apenas comenzó la segunda parte Mario Gómez asestó el segundo golpe a los 49’, en claro fuera de lugar que no pitó el silbante Viktor Kassai. Todavía Müller y Ribéry desperdiciaron claras ocasiones de gol ante la tibieza futbolística del rival. El 3-0 también estuvo rodeado por la controversia, cuando Robben, en acción individual anidó el balón en las redes al aprovechar que su compañero Müller obstruyó al defensa Alba a los 72 minutos. De nuevo Valdés impidió otro gol cantado al Bayern, a los 79 minutos. Pero Müller volvió a hacer acto de presencia con su segundo gol del día al minuto 81, que significó la cuarta anotación del disparejo duelo que tiene virtualmente al Barcelona fuera de la final de la Liga de Campeones. Messi salió a dar la cara tras el 4-0 sufrido ante el Bayern Munich y, si bien dijo ser consciente de que es complicado, aseguró que la llave no está cerrada: “Vamos a intentar hacer los goles que necesitamos y remontar esto”. Messi salió a dar la cara tras el 4-0 sufrido ante el Bayern Munich y, si bien dijo ser consciente de que es complicado, aseguró que la llave no está cerrada: “Vamos a intentar hacer los goles que necesitamos y remontar esto”. Barcelona se topó con un rival que lo pasó por arriba y perdió, sorpresivamente, 4-0 con el Bayern Munich en Alemania. Por eso, tendrá que hacer un partidazo en la vuelta de las semis de la Champions League. Y Lionel Messi, quien salió a dar la cara, dejó claro que no es imposible. “Es un 4-0 abajo y es complicado porque es un equipo muy bueno. Iremos a buscarlo en casa y trataremos de hacer los goles que necesitamos. Está difícil, pero lo vamos a intentar”, sostuvo. En cuanto a su vuelta a las canchas tras quedar afuera por una lesión, Leo dijo que no fue excusa. “Me sentí bien, no estaba de la mejor manera, pero no me molestó”, aseguró. La Pulga mandó un mensaje de tranquilidad: “Tenemos que definir la Liga, que quedan algunos partidos para poder ser campeones. Intentar remontar esta eliminatoria y, si no se puede, pensar que queda poquito para que termine el año”. Al final, Messi analizó fríamente la situación: “es un 4-0 abajo y es complicado porque es un equipo muy bueno. Iremos a buscarlo en casa y trataremos de hacer los goles que necesitamos. Está difícil, pero lo vamos a intentar”. Este miércoles toca el turno al Real Madrid, que enfrenta al Borussia Dortmund.

Comentarios