En medio de reproches, diputados dan luz verde a Ley del Deporte

martes, 23 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En medio de acusaciones y duras advertencias, la Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen de Ley General de Cultura Física y Deporte, la Iniciativa Mena, con la que el gobierno tendrá injerencia directa en los procesos electorales de las federaciones deportivas nacionales, algo prohibido expresamente por el Comité Olímpico Mexicano (COM), e incluso la FIFA. La nueva Ley del Deporte, presentada por el diputado priista Felipe Muñoz y que elimina la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) del Sistema Nacional del Deporte (Sinade), fue avalada con 295 votos a favor y 158 votos en contra, es decir, con el rechazo de la tercera parte de los legisladores. Hubo, además, una abstención. La aprobación de la Iniciativa Mena fue el mejor regalo que pudo haber recibido el COM, justamente hoy que celebró su noventa aniversario. Con esta nueva legislación, el Comité Olímpico Mexicano es otro de los grandes beneficiados. La Ley del Deporte también abrió una discusión en lo particular con 35 reservas presentadas por los partidos de oposición, principalmente el PT, PAN y Movimiento Ciudadano. Todas ellas fueron desechadas. De haberse aceptado una reserva, implicaría modificar el texto original de la ley enviada por el Senado, y por consiguiente tendrían que regresarla a esa colegisladora para su respectiva aprobación. La gran controversia se suscitó tras la separación de la Codeme del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (Sinade) y la creación del Consejo de Vigilancia Electoral Deportiva (Coved), órgano que bajo las riendas de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) vigilará los procesos electorales de las federaciones nacionales. Durante la sesión, el diputado del MC, Gerardo Villanueva, e integrante de la Comisión de Deporte, insistió en las irregularidades en el procedimiento para aprobar la Ley del Deporte promovida por el Senado. En ese mismo sentido se pronunció la diputada panista Flor de María Pedraza, quien solicitó que el dictamen fuera devuelto a comisiones. Por su lado, el legislador panista José Isabel Trejo advirtió que la nueva ley será “desquiciante para el deporte” y que sus ordenamientos ponen en severo riesgo la participación de México en competiciones internacionales, como lo documentó Proceso (1903). Trejo dijo que lo que se está haciendo con esta ley es un “abrazo de pulpo”. Y advirtió que la con esta legislación “se está violando la esencia y la Carta Olímpica, y el señor diputado Felipe Muñoz lo sabe, de que pone en peligro la participación del deporte olímpico”. Sentenció: “Con esta ley estamos haciendo un IFE en la Conade”, al considerar que será un órgano electoral que va a incursionar para elegir a las mesas directivas de las federaciones nacionales. Y presagió los escándalos por venir debido a “fraudes electorales” en esas federaciones, de los que directamente será acusado el presidente Enrique Peña Nieto. “Ese es el gran peligro de esta reforma, la violación a la Carta Olímpica”, denunció.  

Comentarios