Impiden "invasión" de Tigres al Azteca con boletos caros; Profeco clausura taquilla de Ticketmaster

jueves, 2 de mayo de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- El club de futbol América quiere impedir que los aficionados de Tigres consumen la anunciada “invasión felina” para el último juego de la temporada regular, el sábado 4 en el Estadio Azteca. La evidencia: en la página de Ticketmaster, donde están disponibles las entradas para el partido que será celebrado a las 17:00 horas, los aficionados regiomontanos únicamente pueden comprar boletos de mil 171 pesos. En cambio, en su página oficial, América ofrece boletos en 100 pesos en todas las localidades a los socios americanistas y a los usuarios de la tarjeta América Banamex. Inexplicablemente, el equipo explica que las taquillas no serán abiertas. El sitio del club indica: “Por esta ocasión únicamente podrás adquirir tus boletos por el sistema Ticketmaster al 53-25-90-00 o en la página web www.ticketmaster.com.mx”. En Nuevo León, los boletos en línea para los afiliados a las águilas son de 124 pesos, pero únicamente se puede acceder a ellos con las tarjetas preferenciales de Socio Águila y Banamex. Este es el segundo bloqueo que sufren seguidores del equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). Previo al encuentro contra Pumas de la fecha 14, la directiva del club de la UNAM anunció con cinco días de anticipación la suspensión en la venta de boletos para el juego de ese domingo. En esta ocasión, Miguel Ángel Garza, delegado deportivo de Tigres, se mostró decepcionado por la decisión del club América, que parece encaminada a desincentivar el viaje de los aficionados auriazules que en esta ocasión planeaban ocupar unas 12 mil butacas del Coloso de Santa Úrsula. “Es una lástima que esté pasando esta situación con nuestros aficionados y creo que se mata la fiesta del futbol con este tipo de decisiones”, declaró a la prensa regia el directivo, quien anunció que presentará la queja en la próxima reunión del Comité de Desarrollo Deportivo de la Liga MX. En su cuenta de Twitter, el Club América anunció que no venderá boletos en taquilla, como habitualmente lo hace, para el encuentro correspondiente a la fecha 17 de este torneo Clausura 2013. La invitación es exclusiva para los seguidores de los emplumados, como lo señalan en su cuenta oficial: “Recuerda que si eres socio americanista o tarjetahabiente América-Banamex, las localidades para Tigres tienen un costo exclusivo de 100 pesos”. En la rueda de prensa de hoy, el mediocampista de Tigres Francisco Gringo Torres consideró ridículo el incremento. “Son ridículos. Cien pesos a mil pesos, son ridículos; no es algo para mí, yo hago mi trabajo y ellos el suyo". El atacante español Luis García lo respaldó: “Esta claro que la directiva de América esta plenamente en su derecho de hacer lo que quiera, pero para lo que es la fiesta del futbol, lo que significa el tratar de llenar o llevar a gente al campo de América, ya sea nuestra o no, creo que va en perjuicio del espectáculo, en perjuicio de lo que es el futbol en general”. También se reportó que inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) clausuraron una taquilla de Ticketmaster en una Farmacia del Ahorro por incrementar arbitrariamente de 124 pesos a mil 171 el precio del boleto para el encuentro Águilas-Tigres. Los sellos de clausura temporal fueron colocados debido a quejas telefónicas que recibió la delegación de Profeco en Monterrey, por la venta abusiva en este local del centro de la ciudad. Las “invasiones” Tigres, que marcha sublíder en el actual torneo, impuso la moda de las “invasiones” en esta campaña al ocupar 25 mil localidades en el juego contra San Luis en el estadio Alfonso Lastras, de la capital potosina. Los Reales son uno de los equipos con más pobres entradas en el balompié mexicano. La directiva aceptó con gusto el anuncio de la invasión y envió a las taquillas de Monterrey unos 20 mil boletos que se agotaron en el transcurso de tres horas. En ese juego del sábado 9 de marzo, correspondiente a la fecha 10, Tigres obtuvo la victoria 2-1. Se registró esa noche el primer lleno en años en el Alfonso Lastras. Los fanáticos del equipo dirigido por el brasileño Ricardo Ferreti planearon repetir la hazaña contra Pumas, en la fecha 14, pero la directiva unamita anunció desde el miércoles 10 de abril que las localidades estaban agotadas. A través de un comunicado que difundió en su página la Liga MX, se le precisaba a los “invasores felinos” que no se aproximaran al Estadio Olímpico Universitario si carecían de boleto, porque serían rechazados por los guardias. Pese a que la Liga dijo que las localidades habían sido vendidas, durante la transmisión del encuentro del domingo 14 de abril se observó que el coso de la UNAM, con capacidad para más de 70 mil espectadores, tenía menos de la mitad de sus butacas ocupadas. Tigres perdió esa vez 2-1.

Comentarios