"El Tecatito" Corona, ausente de entrenamientos del Monterrey

miércoles, 10 de julio de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- El juvenil Jesús Corona Ruiz, quien jugó en el pasado Mundial Sub-20 de Turquía, sigue sin presentarse a entrenar con los Rayados del Monterrey en el campamento de El Barrial. El pasado lunes 8 se iniciaron los entrenamientos de Rayados para el torneo Apertura 2013, que arranca el próximo 19 de julio con el partido entre Querétaro y Morelia. Sin embargo, El Tecatito, como le llaman, brilló por su ausencia. Sólo se supo de él por sus familiares, quienes difundieron en las redes sociales fotografías en las que se le ve descansando en una playa. Ese mismo día, el club difundió un boletín en el que fija su postura al respecto: “Les informamos que la ausencia de hoy del jugador Jesús Manuel Corona en nuestras instalaciones de El Barrial se suscitó sin autorización alguna por parte de nuestra institución”. Sobre el supuesto interés de clubes extranjeros, Luis Miguel Salvador dice que no sabe nada. Por lo menos, aclara, no hay en su escritorio ninguna propuesta formal. El muchacho debe cumplir con el contrato por dos años que aún tiene vigente. Interrogado sobre si su ausencia no se interpreta como una medida de presión del juvenil, el directivo regio dice: “No sé con qué intención, pero te digo que en lugar de sumar va a restar. Si lo quieren usar como presión, ustedes saben, a modo de antecedente, cómo ha actuado el club”. Lo que se comenta extraoficialmente es que Corona busca un aumento de sueldo y pretende doblegar al club con argucias que le dicta el representante. Ascenso repentino A Jesús Manuel Corona Ruiz se le conoce como Tecatito. El primer referente de este jugador nacido en Hermosillo fue su nombre singular: es homónimo del guardameta de Cruz Azul, quien también es seleccionado y ha vivido su cuota de escándalo. Pero su nombre también provocaba incomodidad. En Monterrey se mencionaba que —debido a que al equipo lo patrocina la Cervecería Cuauhtémoc— era inconveniente que, en la camiseta, el jugador llevara escrito su apellido, que coincidía con el nombre de la cervecera contraria. Por eso, la playera del jugador decía en la espalda Jesús C. Sus mismos compañeros le llamaban, desde las fuerzas básicas, Tecatito. En las transmisiones de los juegos por radio, para evitar la mención del apellido proscrito, los locutores también lo comenzaron a llamar Tecatito, en referencia a la cerveza Tecate, producida por el patrocinador de La Pandilla. Corona debutó en agosto de 2010 con Rayados, su único equipo hasta ahora. Desde entonces llamó la atención de los buscadores de talentos. El entrenador Víctor Manuel Vucetich le dio minutos a lo largo de los torneos que siguieron. Tuvo su primera gran oportunidad en el Mundial de Clubes 2012 en Japón. Anotó el primer gol de Rayados en la competencia. Rayados obtuvo el tercer lugar del torneo. Desde entonces, el puntero que maneja el perfil derecho comenzó a ser colocado en clubes como el Porto, de Portugal, y la Lazio, de Italia. En el Torneo Esperanzas de Toulon 2013 fue designado el jugador revelación. Al finalizar el mundial Sub-20 de Turquía, donde el Tri fue eliminado en octavos, se dijo que el Borussia Dortmund, de Alemania y el FC Twente, de Holanda, estaban buscándolo. Como fuera, su obligación inmediata era reportarse a los entrenamientos con Rayados. Pero incumplió. Humberto Suazo Pontivo, ariete histórico de la franquicia, se metió al tema de Corona. Declaró en días recientes que el chico tiene cualidades, pero le recomendó que primero se consagre en Monterrey para, después, buscar acomodo en otro equipo. “Es que, a mi forma de pensar, yo prefiero consagrarme en mi equipo y de ahí salir al extranjero. Eso sería lo mejor, pero cada quien tiene pensamientos diferentes. Yo le deseo lo mejor sea aquí o en el extranjero. Creo que tiene la calidad suficiente como para hacer las cosas bien”, dijo. Al chico le falta consolidarse, asegura. Tiene muy pocos minutos como profesional y su representante ya le ve futuro en tierras lejanas. Hasta ahora su palmarés es discreto. En el pasado torneo Clausura 2013 tuvo participación en 13 juegos y acumuló 524 minutos, en los que anotó un solo gol. Llama la atención por sus rápidos desbordes, pero también por su tendencia a fingir faltas en el área. Mide 1.64 metros y pesa 62 kilogramos de peso, Es menudo: tiene unos 20 kilos menos que el defensa promedio en Europa. En busca del dinero Al parecer, su representante espera forzar al Monterrey para que le pague más al chico. Corona tiene un sueldo modesto (para los estándares del fútbol), porque firmó su contrato cuando apenas estaba en desarrollo. Ahora que comienza a explotar, el manejador siente que el pupilo merece más. El lunes pasado, cuando El Tecatito no se reportó en El Barrial, sí lo hicieron sus compañeros Bernardo Hernández y Luis Guillermo Madrigal quienes participaron, con él, en el mundial Sub-20. Después vino la emisión del comunicado, donde se deslindaba de la ausencia del jugador. Hoy, el presidente de Rayados se presentó molesto ante los medios. Aclaró que Corona aún tiene un contrato vigente de dos años, por lo que debe reportarse con el club y ponerse a las órdenes de la directiva. Pero cuando se reporte, habrá represalias. Salvador ya anunció que el muchacho no se integrará, de inmediato, a los entrenamientos. Primero se analizará su situación y la directiva determinará qué hacer ante su indisciplina. El presidente del club lamentó que decidiera faltar a los entrenamientos. “No soy nadie para juzgar, ya está grande. Si buscas algo y no se da, tienes que cumplir con lo que tienes vigente. Si le hablas a Jesús, su celular lo contesta su hermano Iván”. Dijo que ya le envió correos con copia para su padre, aunque hasta ahora no ha recibido una respuesta. El torneo Apertura 2013 inicia la semana entrante y El Tecatito sigue sin reportarse.

Comentarios