Regresa el cáncer y Tito Vilanova deja el Barcelona

viernes, 19 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El entrenador Tito Vilanova dejó el club Barcelona. Hoy, la directiva del mejor equipo de futbol de los últimos años anunció que el técnico tuvo una nueva recaída del cáncer que padece en la garganta, que ya lo había distanciado del equipo en diciembre pasado. Aún no se sabe quién sustituirá a Vilanova, pero todo indica que será Joan Francesc Ferrer Rubi. Ferrer dirigió al Girona hasta el pasado mes de junio. El presidente y el director del área de futbol del conjunto azulgrana, Sandro Rossell y Andoni Zubizarreta, convocaron a una conferencia de prensa de urgencia para anunciar la retirada de Vilanova como entrenador del equipo A del Barcelona. Todos los jugadores y el cuerpo técnico del cuadro azulgrana estuvieron presentes en esa rueda de prensa, que duró cuatro minutos y en la que no se permitieron preguntas. “Después de evaluar los resultados de las pruebas rutinarias de seguimiento realizadas a Tito, se ha presentado la opción de realizar otro tratamiento para controlar la enfermedad, que le hará incompatible la responsabilidad de ser entrenador del primer equipo”, dijo Rosell. El Barsa anunció también que cancelaba el partido amistoso que mantendría mañana contar el equipo polaco Lechia Gdansk. Falta alrededor de un mes para que arranque la Liga de España. El torneo anterior, Vilanova y a su asistente lograron que el Barcelona ganara la liga con un récord histórico de 100 puntos, empatados con el Real Madrid. Con su partida concluye el periodo más exitoso del Barcelona, iniciado bajo la égida de Pep Guardiola. El rival es su propia salud La primera intervención de Vilanova (cuando aún era el auxiliar de Guardiola) fue en noviembre de 2011. Sorpresivamente se le detectó un tumor en la glándula parótida, que requería intervención inmediata. Se operó en Barcelona y el 12 de mayo de 2012 su equipo médico aseguró que estaba libre de cáncer. Sin embargo, Vilanova tuvo una primera recaída en diciembre pasado. Se operó en Barcelona y después se sometió a un tratamiento en Nueva York, que lo alejó del banquillo azulgrana durante dos meses, entre diciembre y enero anterior. Durante ese lapso, Tito fue reemplazado por su auxiliar Jordi Roura. Parecía que todo marchaba bien en la recuperación del entrenador, quien todavía dirigió la práctica matutina del Barcelona de este viernes. Pero de pronto la noticia sorprendió al mundo.

Comentarios