Descartan 'Chaco' y 'Chilindrina' ser los 'salvadores' del Tri

lunes, 12 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Aunque anticipan que no son los “salvadores” de la selección mexicana, Christian Chaco Giménez y Damián Chilindrina Álvarez, los naturalizados del conjunto tricolor, aceptan los momentos de emoción que experimentan tras su llamado al representativo nacional para afrontar el miércoles 15 el juego amistoso frente a Costa de Marfil. La selección “es lo máximo a lo que puede aspirar un jugador, y hoy me toca vivir este momento”, reconoce Giménez. “Emocionado estaré cuando esté dentro de la cancha, pero ahora estoy ansioso, con ese cosquilleo que te da, y eso es bueno, porque si sientes ese cosquilleo quiere decir que estás vigente”, insistió el mediocampista de Cruz Azul. Refiere que hay jugadores que ven pasar 10 ó 20 años “y no son convocados a la selección. A mí me tocó esta convocatoria y me motiva, me da como un compromiso, me llega en un momento donde sé dónde estoy parado. Estoy tranquilo y nada, a trabajar”. Giménez, quien en 2009 fue convocado por la selección argentina, cuando era dirigida por Diego Maradona –aunque no jugó–, sostuvo que la diferencia entre estos llamados es el mejor conocimiento de sus compañeros mexicanos. Damián Álvarez, también de origen argentino y quien está de regreso en una convocatoria del representativo tricolor, dice por su parte: “Hay más ojos viendo o tratando de ver, haciendo una descripción futbolística de los naturalizados. Eso es lo que se percibe en el ambiente”. “Después, nosotros debemos estar concentrados, tranquilos, saber qué es lo que podemos dar dentro de la cancha, pero no podemos hacer más de lo que hacemos siempre. Sí estar más predispuestos, poner un poco más de sacrificio, brindarnos más porque no es poca cosa estar en la selección”, precisa. Giménez y Álvarez fueron las principales novedades en la concentración del equipo mexicano en el Centro de Alto Rendimiento, esta mañana antes de viajar a Nueva Jersey con miras al juego amistoso ante los marfileños. “El mote de ‘salvador’ y esas cosas que dicen es algo mediático. Somos jugadores como todos los que están acá”, advierte Álvarez. Damián tuvo una primera convocatoria en febrero de 2012. Desde entonces no recibía un llamado.

Comentarios