Suspenden 211 partidos a Alex Rodríguez por dopaje

lunes, 5 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La oficina del Comisionado de las Grandes Ligas impuso al pelotero estadunidense de origen dominicano, Alex Rodríguez, una suspensión histórica de 211 partidos por haber violado el programa antidopaje. Luego de meses de investigaciones realizadas por encargo del comisionado Bud Selig, se determinó que el jugador estelar de los Yanquis de Nueva York utilizó sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento y obstruyó las indagatorias que este lunes terminaron con el anuncio de la suspensión de Rodríguez y de otros 12 beisbolistas más. El jugador, el único de las Ligas Mayores que ha firmado dos contratos multianuales por más de 250 millones de dólares –con Rangers de Texas y Yanquis de Nueva York–, anunció que apelará el castigo, lo que significa que mientras se lleva a cabo ese proceso podrá jugar. “Estoy desilusionado con el castigo y tengo la intención de apelar y pelear esto a través de un proceso. Estoy ansioso de regresar al terreno y estar con mis compañeros esta noche en Chicago. Quiero agradecer a mi familia, amigos y fanáticos que han estado a mi lado durante todo el proceso”, declaró por escrito Rodríguez. Si la apelación no procede, el pelotero no podrá cobrar la tercera parte de su salario de 28 millones de dólares de 2013, y todo el monto correspondiente a 2014, lo que convierte su sanción en la más costosa de la historia. Rodríguez, quien batea .300 con 647 cuadrangulares y mil 950 carreras impulsadas en 19 temporadas con Seattle, Texas y Nueva York, es el jugador más importante en ser suspendido por violar el programa de dopaje de las ligas mayores, establecido hace ocho años. En un comunicado, Bud Selig anunció que el castigo al tercera base de los Yanquis es por su intento de encubrir violaciones múltiples del programa al actuar con la intención de obstruir y frustrar la investigación de la Oficina del Comisionado. “Las medidas disciplinarias a Rodríguez bajo el Programa Conjunto de Prevención de Drogas y Tratamiento están basadas en el uso y posesión de numerosas formas de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento, incluyendo testosterona y la hormona de crecimiento humano (HGH) a través de muchos años”. La suspensión, que será efectiva a partir del jueves 8, “incluirá 211 partidos de campeonato y cualesquiera otros partidos de la postemporada en la cual Rodríguez hubiese sido elegible para participar”. Por su parte, la directiva de los Yanquis respaldó las acciones del comisionado Selig y, aunque no hizo declaraciones sobre la suspensión, sí negó cualquier vínculo del equipo relativo a la investigación. En un comunicado, dio a conocer que “estamos en apoyo total del Programa Conjunto de Prevención y Tratamiento de Drogas de las Grandes Ligas. También reconocemos y respetamos el proceso de apelación. Hasta que el proceso delineado en el Programa de Drogas no se haya completado, no haremos comentarios. Los Yanquis de ninguna manera instituyeron y/o asistieron a las Grandes Ligas en la dirección de esta investigación; ni utilizó la investigación para evitar sus responsabilidades delineadas en el contrato de un jugador; o su equipo médico falló en la atención que le brindó a Alex Rodríguez”. Selig también anunció una suspensión de 50 partidos a un grupo de 12 jugadores: los dominicanos Nelson Cruz (Texas), Jhonny Peralta (Detroit), Fernando Martínez (Yanquis), Antonio Bastardo (Filis), Jordany Valdespín y César Puello (Mets), Faustino de Los Santos (Padres) y Jordan Norberto (agente libre); los venezolanos Francisco Cervelli (Yanquis), Jesús Montero (Marineros) y Sergio Escalona (Astros), y el nicaragüense Everth Cabrera (San Diego) por relacionarse con la clínica Biogénesis de Miami que, ilegalmente, vendía y administraba drogas a varios atletas. Las Grandes Ligas, destacó en su comunicado, “ha trabajado diligentemente con la Asociación de Jugadores por más de una década para hacer nuestro Programa de Dopaje el mejor de todos los deportes profesionales. Estoy orgulloso de la naturaleza comprensiva de nuestros esfuerzos no sólo relativos a pruebas al azar, pruebas de sangre innovadoras para la hormona de crecimiento humano y uno de los programas más significativos de perfil longitudinal en el mundo, así como de nuestras capacidades investigativas, que probaron ser vitales para el caso Biogénesis. “Al conocer que los jugadores estaban ligados al uso de drogas para mejorar el rendimiento, perseguimos vigorosamente evidencia que ligó a esos individuos con violaciones a nuestro programa. Conducimos una meticulosa y agresiva investigación guiada por hechos de manera que pudiésemos hacer cumplir justamente nuestras reglas”. El jardinero Ryan Braun, de Milwaukee, el primero en ser castigado luego de la investigación, fue suspendido 65 partidos el lunes 22 de julio. En febrero de 2009, Rodríguez reconoció haber utilizado esteroides en 2001, cuando comenzó su contrato de 252 millones de dólares por diez años con Texas. En una reunión con las autoridades del beisbol y de los Yankees, el pelotero aseguró que solamente en esa ocasión se sintió tentado a usar sustancias y prometió no volver a involucrarse en una situación similar. En diciembre de 2007 Rodríguez firmó una extensión de 10 años y una prima de 275 millones de dólares con Yanquis luego de haber ganado su tercer premio de Jugador Más Valioso. Después de ser adquirido por los Yankees antes del inicio de la temporada de 2004, Rodríguez ejecutó una cláusula de su acuerdo original con Texas para declararse agente libre antes de que concluyera el mismo. Los Yanquis adeudan 86 millones a Rodríguez por las próximas cuatro temporadas, aunque las probabilidades de que el pelotero vuelva a jugar con este equipo son muy remotas. Con este castigo, Alex Rodríguez se une a una larga lista de jugadores –algunos que dieron positivo en controles antidopaje y otros no pero que sobre ellos pesan fuertes sospechas– que a pesar de sus números extraordinarios no ingresarán al Salón de la Fama por haber mancillado el beisbol: el cubano Rafael Palmeiro; el jardinero dominicano Manny Ramírez; el actual líder de home runs de todos los tiempos, Barry Bonds; el siete veces ganador del Trofeo Cy Young, Roger Clemens, y Mark McGwire, quien nueve años después de retirarse confesó en 2010 que sí echó mano de sustancias dopantes.

Comentarios