Corre de Playa del Carmen al DF por la paz del país

martes, 2 de diciembre de 2014
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Con el lema “Haz posible lo imposible”, el atleta Juan Márquez Nieto emprendió una carrera de casi 2 mil kilómetros desde Playa del Carmen, Quintana Roo, a la capital del país, para convencer a la ciudadanía de que sin violencia y sumando voluntades se puede cambiar la situación en México. Con 60 años, Márquez Nieto, ingeniero de profesión, inició su “Cruzada por la armonía y la paz” el pasado 23 de noviembre. Ayer al mediodía llegó a esta ciudad, donde ha tenido encuentros con jóvenes estudiantes para alentarlos a no dejarse manipular, ni quedarse callados, y a expresar sus ideas sin recurrir a actos violentos. En entrevista, el corredor, originario de Oaxaca y avecindado en Playa del Carmen, sostiene que para hacerse escuchar y manifestarse por las causas justas es mejor buscar maneras originales que llamen la atención. “A México le hace falta trabajar en equipo; haciendo uno solo las cosas es difícil y a veces imposible. Muchas personas se atreven a emprender movimientos o causas sociales en solitario, y en una carretera, por ejemplo, pueden resultar fatales”. De acuerdo con Márquez Nieto, uno va rompiendo sus propios límites, pero es importante el trabajo en equipo, y a modo de ejemplo expone su historia: Dice que comenzó a dominar el balón con la cabeza hasta los 45 años, y después de siete años consiguió hacerlo con el resto de su cuerpo. Hasta ahora, subraya, ha impuesto varios récord, “el último fue corriendo de Cancún a Chetumal con el esférico en la frente”. A Márquez le dijeron que era “imposible” su proyecto de correr hasta el Distrito Federal, pero decidió demostrar que sí es posible, e insistió en la necesidad de trabajar en equipo. Con esta empresa, agrega, su intención es decirle a todos los mexicanos “que podemos ser creativos para manifestarnos. Podemos hacerlo con ingenio y evitar situaciones de violencia”. Prosigue: “La violencia es atractiva para muchos, pero destructiva. Podemos tener una salida no violenta. Hay tantas formas de llamar la atención por causas justas, pues el sentido de justicia lo tenemos todos, pero siempre es rebasado por la violencia”. Según el deportista, la situación del país está complicada. México, apunta, “está congestionado”, y el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos es un proceso “de responsabilidades mutuas, pues se vino construyendo de tiempo atrás ese fenómeno y se fue haciendo grande”.

Comentarios