Por ausentismo, sancionan a los taekwondoistas Adriano y Villa

jueves, 27 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).-El entrenador de la selección varonil de taewkondo, el español Rosendo Alonso, reveló que la sanción impuesta a Uriel Adriano y Damián Villa fue por ausentarse, sin permiso, de los entrenamientos durante cuatro días. Alonso dijo que después de haber participado en el Abierto de Estados Unidos, que se efectuó en Las Vegas, Uriel Adriano solicitó permiso al entrenador coreano Young In Bang para quedarse en esa ciudad en lugar de regresar a México. Bang le informó que debía pedir esa autorización al director de Selecciones Nacionales, Víctor Mendoza, lo cual no hizo y simplemente no se presentó a entrenar. “Si solicitó un permiso debería tener un justificante. Les dijimos a todos los competidores que tenían que estar aquí el miércoles (26 de febrero). Uriel solicitó el permiso, pero no se le dio y se ausentó por tres días cuando estaba lesionado y estando así con mayor razón debería estar aquí para recuperarlo de esa lesión que tenía”, declaró el entrenador. El Abierto de Las Vegas concluyó el 23 de febrero. La noche del pasado miércoles 26, la Federación Mexicana de Taekwondo (FMTKD) dio a conocer que Uriel Adriano y Damián Villa no asistirán al Abierto de República Dominicana (del 5 al 6 de abril, competencia que otorga 10 puntos para el ranking mundial) porque cometieron una indisciplina que no fue dada a conocer. A través de un comunicado de prensa, la FMTKD explicó que en días pasados, el cuerpo técnico del equipo varonil, encabezado por Young In Bang y Rosendo Alonso, solicitaron a la Federación respaldo para aplicar una sanción derivada de la violación al reglamento interno. Minutos más tarde, Adriano mandó un boletín en el que aclaró que se ausentó porque tenía permiso y adjuntó una carta en la que pueden leerse los argumentos que tanto él como Damián Villa presentaron en su descargo. Los dos insisten en que el permiso sí se les concedió. “En teoría es la palabra de un competidor contra todos los entrenadores, pero nosotros podemos dar fe que no se solicitó ningún permiso tanto por parte de Uriel como de Damián. Desde la semana pasada ellos saben que no iban a acudir a República Dominicana por sanción y ya lo tenían claro. Nosotros les habíamos dicho que iban a hacer sancionados y no había dicho nada hasta que vieron que sí fueron sancionados y ayer que salió en la prensa. No hay ningún papel en el que se diga que se les concedió un permiso”. Rosendo Alonso también indicó que a los integrantes de la selección nacional les debe quedar claro que, a pesar de que tengan buenos resultados y estén hasta arriba en el ranking mundial de sus categorías, “nadie está por encima de otro como para ausentarse cuatro días y para decir, vengo a entrenar cuando yo quiero. Es una medida disciplinaria que tomamos los entrenadores con la federación y hay que respetarla”. Además, dio a conocer que el año pasado, otros cinco integrantes de la selección (juvenil) fueron expulsados porque no llegaron a dormir a las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) donde estaban concentrados para entrenar. “No hubo revuelo porque eran competidores nuevos, ahora se trata de dos competidores más experimentados, pero nosotros partimos de la idea de tener un atleta integral, atletas disciplinados que cumplen con el reglamento. En este caso dicta que cuando una persona se ausenta de la concentración tiene que ser expulsado; no hemos sido tan radicales pero se toma esta medida”. En el comunicado difundido el pasado miércoles, la FMTKD informó que la medida correctiva para Uriel Adriano y Damián Villa es con la finalidad de que estos “brotes de indisciplina no se repliquen al seno del equipo mexicano”. Añade el documento: “La FMTKD, en apego a su código de conducta, ratifica que no tolerará actos de este tipo y actuará en consecuencia para conservar la integridad de nuestro deporte”. Sin embargo, no es la primera vez que ocurre un acto de indisciplina en el equipo varonil. Antes de partir a una gira por Europa, previa a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el entonces entrenador de la selección nacional, José Luis Onofre, declaró que de tiempo atrás los taekwondistas llegaban tarde a los entrenamientos, se ausentaban de las prácticas o se presentaban con los efectos de una resaca por haber consumido bebidas alcohólicas. Después de esa gira, el responsable técnico de la selección nacional, Ramón Solorio, informó al jefe de Misión, Jaime Cadaval, y al subdirector de calidad para el deporte de la Conade, Alejandro Cárdenas, que los atletas Damián Villa e Idulio Islas habían cometido actos de indisciplina. Ninguno de los dos funcionarios quiso detallar que fue lo que ocurrió. Cuestionados sobre los señalamientos, tanto Villa como Islas refirieron que la única ocasión que salieron a divertirse fue en España, con el permiso del presidente de la Federación, Juan Manuel López, y que incluso el federativo también estuvo en el convivio que se extendió hasta la madrugada. El incidente jamás fue aclarado. Proceso también ha documentado que algunos de los seleccionados introducen bebidas alcohólicas en las habitaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano donde están concentrados para entrenar. En julio de 2013, Uriel Adriano, campeón mundial en la categoría de menos de 80 kilogramos, tuvo un enfrentamiento a golpes con otro integrante de la selección nacional, Gustavo Villa quien resultó severamente lesionado e incluso tuvo que ser operado de la nariz. El carácter explosivo de Adriano provocó que también golpeara al arquero Juan René Serrano en una ocasión. Desde que Juan Manuel López asumió la presidencia de la FMTKD en 2009, se han suscitado varios casos de indisciplina en distintas categorías de la selección nacional. Incluso un grupo de entrenadores, denunció que el propio presidente acostumbra consumir bebidas alcohólicas de forma descontrolada en eventos nacionales e internacionales donde se le ha visto bajo los efectos del alcohol o de la resaca.

Comentarios