América da voltereta a Santos 5-3... con el árbitro de su lado

miércoles, 30 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- En su mejor versión en lo que va del año, Raúl Alonso Jiménez se convirtió en el guía que salvó al América de un inminente tropiezo: marcó tres de los cinco goles –el último en una jugada de “taquito” como último recurso– que revolucionó el juego del conjunto capitalino para remontar el marcador que selló la espectacular victoria (5-3) sobre el Santos, en el inicio de la liguilla de la Liga Mx, anoche en el estadio Azteca. Cabe anotar que el árbitro Jorge Isaac Rojas anuló un legítimo gol al Santos en la primera parte y que el segundo tanto del equipo de Televisa se consiguió en fuera de lugar. América estuvo contra la pared durante 80 minutos luego de perder orden y fuelle en el terreno de juego frente al conjunto lagunero, pero Raúl Jiménez, quien había pasado desapercibido, se convirtió de pronto en el hombre del juego: Marcó el tanto del empate parcial a 10 minutos del final (3-3); antes descontó la diferencia al 58’ en una discutida acción en la que apareció ligeramente adelantado antes del toque que superó el lance del guardameta Oswaldo Sánchez. Y al minuto 86, Jiménez encontró su tercer gol –la primera vez que marca esta cantidad en su carrera profesional– en un momento de gran inspiración: de espalda frente al arco de Sánchez y con la presencia de tres defensores, el americanista conectó de taquito para anidar el esférico en la esquina de la portería del Santos. Gracias a su joven delantero, América encaminaba sus pasos a Torreón para definir la serie de los cuartos de final, pero antes el naturalizado Rubens Sambueza, con remate de larga distancia, sorprendió a Oswaldo Sánchez para sentenciar el encuentro en la instancia final. América se había bajado muy pronto de sus aspiraciones apenas consiguió el gol que le daba la ventaja parcial (minuto 11), cuando el paraguayo Osvaldo Martínez aprovechó en el área chica un rechace de Oswaldo Sánchez tras un remate de Luis Gabriel Rey. Tras el gol, América perdió el control que exhibió durante los primeros 15 minutos y Santos se lo hizo sentir con el suficiente toque, profundidad y movilidad para conseguir la voltereta. Primero, Rodolfo Salinas desnudó la mala marcación defensiva del equipo local en el tanto del empate, en una jugada a balón parado al minuto 25. Luego, el colombiano Darwin Quintero anotó el 2-1 para el conjunto lagunero al minuto 47, en otro gravísima desconcentración de la zaga americanista en la que estuvieron involucrados Francisco Javier Maza Rodríguez y el portero Moisés Muñoz. De ellos, el más afectado resultó el defensa, que en adelante recibió toda clase de rechiflas de los seguidores americanistas. La situación para los locales empeoró al 53, cuando Ribaír Rodríguez consumó el 3-1, cuya ventaja parecía definitiva para el conjunto santista. Por cierto, Rodríguez salió expulsado al minuto 90. Ahora, todo se definirá en Torreón, el próximo sábado, en el partido de vuelta.

Comentarios