Sugiere Javier Aguirre: Contra Camerún, como si fuera la final

jueves, 29 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Javier El Vasco Aguirre llegó sonriente al Real Club España, en la Ciudad de México, para apadrinar a Félix Fernández, al que se refiere como su amigo El Flaco, en la presentación de su libro Futbol, entre balones y valores. Acompañado de su esposa Silvia Carrión, el extécnico del Espanyol entró con paso apresurado al centro cultural y deportivo, pues llevaba cinco minutos de retraso para participar también en un programa de televisión latina en Estados Unidos. Ya fuera de cámaras, el dos veces extécnico de la selección mexicana de futbol, en charla con Apro, compartió sus expectativas para el Mundial de Brasil 2014: “Soy un convencido de que hay que hablar del primer partido, a partir de ahí podríamos seguir avanzando. El primer partido es fundamental, a mi juicio, para romper el escenario, los nervios, pues ya estás en el Mundial, ya jugaste, ya ganaste, ya tienes a Brasil enfrente. Ya vas cargado de moral o, si bien no salió como quisiste, ya puedes ajustar y pensar en que te quedan dos partidos más para conseguir esa puntuación para pasar a la siguiente ronda. No podemos correr sin antes caminar”. --¿Cuál es el factor clave para enfrentar este primer partido? --La confianza que inspira Miguel (Herrera), el buen juego que él está acostumbrado a desarrollar con sus equipos es fundamental. Es un hombre decidido, convencido de su capacidad y finalmente nos contagia de ese entusiasmo. --¿Qué pueden esperar los mexicanos futboleros de esta selección? --Soy juez y parte y estoy bastante entrenado para no vencerme por la pasión o por la víscera. Creo que el partido contra Camerún es el que hay que preparar como si fuera una final y es el más importante. Hasta ahí llega mi pronóstico, no me atrevo a ir más allá porque no tengo muchos elementos de juicio. De traje gris, corbata roja y calcetines morados, el exjugador del Atlante, América y Guadalajara considera que a El Piojo Herrera le faltó tiempo para trabajar con la selección nacional. “Creo que es muy poco tiempo de trabajo para llegar con la mejor o la máxima preparación. Pero es lo que le tocó y es lo que tiene que resolver y lo está haciendo. Creo que Miguel aprovechó la oportunidad que se le brindó y lo ha hecho bastante bien hasta ahora. Espero que siga así y nos dé una alegría”. Más allá de que el presidente Enrique Peña Nieto pidió el martes pasado a los seleccionados “traer” la copa mundial a México, Javier Aguirre se muestra reservado, como es su estilo: “Respeto mucho la opinión de la gente, pero el compromiso de los jugadores y de los técnicos siempre será dar lo que tienen, dar lo máximo, a eso se compromete uno cuando está en esos niveles. Y seguramente el compromiso de esta selección no será diferente a la de otras: entregarse, dar lo mejor de sí. Ojalá los resultados sean los que todo el mundo espera”. Y aunque no tienen campeonatos en puerta, El Vasco Aguirre se anima a hablar de las selecciones femenil y Sub17 que, sin tantos reflectores, han dejado mejor parado a México. “Siempre he sido un enamorado del futbol femenil. El gran Leonardo Cuéllar ha hecho una labor impresionante en el futbol femenil mexicano. Es una pena que no haya una liga; hubo intentonas para hacer una liga y elevar el nivel de competencia, pero a nivel universitario y amateur hay muy buen nivel. Por ahí hay buenos partidos de chavillas y siempre han dado batalla en la Concacaf, siempre han hecho un buen trabajo”. --Y de la Sub17? --Maravilloso, son es el futuro de México. De hecho, yo llevé al Mundial de Sudáfrica a cuatro o cinco campeones del mundo y tienen una mentalidad ganadora. Ahora tenemos un segundo título mundial y una medalla de oro. Esperemos ver frutos de estos trabajos. Ya en su cancha, al hablar de su futuro profesional luego de dejar al Espanyol, el extécnico del Osasuna y del Atlético de Madrid, así como Mejor Director Técnico del Año en España en 2006, asegura que por el momento no quiere dirigir más equipos en Europa. “Por lo menos no en el siguiente año. Tengo opciones de quedarme en el futbol europeo con algunos clubes que me han llamado, pero les he pedido que me esperen. Me han ofrecido posibilidades de trabajar en selecciones nacionales y también he decidido que esperen. Tengo tres o cuatro posibilidades de equipos y tres o cuatro posibilidades de selecciones nacionales”, anticipa pero se reserva los nombres. Momentos después, los organizadores de la presentación del libro invitan ya a pasar al auditorio. Los invitados esperan afuera un tanto desesperados. Y a propósito de escribir, Javier El Vasco Aguirre dice que no está en sus planes hacerlo, pero si algún día se anima, sus páginas hablarían “de lo que me ha ocupado casi 40 años de mi vida: el futbol profesional y la vida misma. No como novela, ni siquiera como autobiografía, sino de compartir parte de una idea de lo que puede ser la vida de una persona que eligió vivir del futbol o que el futbol lo eligió para vivir de esto”. Los once valores Un sábado por la tarde, el niño Félix Fernández pidió a su madre Carmen Christlieb, bióloga de la UNAM, que lo llevara a entrenar con los Pumitas. El encargado del equipo les dijo que ya no había lugares. A la semana siguiente, el pequeño rogó que lo llevaran de nuevo. Esta vez, la respuesta fue mejor: “Ya sólo hay puesto de portero, ¿lo quieres?” Con esta anécdota, la científica comenzó la presentación del tercer libro de su hijo. Lo analizó con metodología, aunque como buena académica, sugirió poner la bibliografía básica en su próximo texto. Guillermo Cantú comentó que en la obra se argumenta “cómo el futbol da respuesta a las exigencias del corazón, pero también le da valor a la vida”. Javier Aguirre destacó que en las páginas del libro El Flaco demuestra lo que siempre ha procurado que el futbol sea: transparente, que no se sustraiga a la realidad que se vive, pues lo mismo habla del dopaje, la corrupción y el negocio. Aunque por video, Miguel El Piojo Herrera dijo que “si algo tiene Félix es corazón por el deporte”, y recomendó: “No se lo pierdan, está buenísimo”. Publicado por Ediciones Urano y con prólogo de Juan Villoro, en Futbol, entre balones y valores. De la moral con los pies a las patadas con la cabeza, el exportero del Atlante Félix Fernández ofrece una mirada de “lo bueno y lo malo” de este deporte, de los valores y los “antivalores” que conviven en esta práctica. Honestidad, respeto, compromiso, tolerancia, cooperación, generosidad, perseverancia, lealtad, disciplina, responsabilidad y equilibrio son los once valores que, según el autor, se desarrollan con el juego del balompié. Entre sus capítulos se encuentran entrevistas a personalidades del deporte como Arturo Brizio, Enrique Meza, Hugo Sánchez, Miguel Mejía Barón y de otros personajes como Jorge El Travieso Arce y Orlando Hernández, quienes hablan de cómo el futbol sí influye en la formación de valores. Lo mejor, dice el autor, es que es un libro #para los amantes y los no amantes del futbol”.

Comentarios